Enfermeras y obstetras dijeron que ya no cuentan con personal médico porque varios de ellos han enfermado y los que se encuentran laborando, no son suficientes. | Fuente: RPP Noticias

El fallecimiento de médicos y personal administrativo del Hospital de Contingencia Apoyo Iquitos y la falta de equipos de seguridad, llevó a que el martes 12 y miércoles 13 de mayo, un grupo de profesionales de la salud realizaran una vigilia en dicho hospital.

“Qué vamos a hacer, queremos buscar una solución. Hace dos semanas me salvé de morir, mis ganas de vivir eran más grandes que la enfermedad, mis ganas de luchar por mis dos hijos, pero nuestros compañeros que han muerto no han tenido la misma suerte”, dijo una de las enfermeras entre lágrimas.

Con velas prendidas en forma de una cruz rezaron por quienes fallecieron y pidieron por los que aún siguen dándole batalla a la COVID-19. Además, las enfermeras y obstetras pidieron equipos de protección para quienes laboraban en el Hospital de Contingencia Apoyo Iquitos.

“Si el gobierno regional no nos hace caso, hay que salir a las calles, no debemos tener miedo de defender nuestros derechos, lo dice la Constitución, el derecho a la vida. Miren compañeros, no tenemos N95 (mascarillas), solo hablan del hospital regional, ¿alguien habla del hospital de Iquitos?”, expresó una integrante del personal de salud.

También dijeron que ya no cuentan con personal médico porque varios de ellos han enfermado y los que se encuentran laborando, no son suficientes.

“Solo hay un obstetra para 18 pacientes, no hay enfermeras porque están enfermas, no hay personal técnico, ¿quién está garantizando la atención adecuada para los pacientes?, ¿qué más vamos a esperar? No podemos permitir más muertes”, dijo una enfermera.

Asimismo, mencionaron que ya no pueden garantizar la atención de pacientes por la falta de implementos de seguridad. Y pidieron que las autoridades los escuchen, ya que muchos de los trabajadores del hospital siguen muriendo.

“No porque no queremos atender, amamos nuestra profesión y podemos dar hasta la vida, pero no podemos garantizar la atención para nuestros pacientes, tienen que darnos las garantías a nosotros, más de la mitad de los trabajadores del hospital de Iquitos tienen que morir para que nos hagan caso”, dijo una integrante del personal médico.

Las profesionales de la salud suplicaron a las personas a quedarse en sus casas para así evitar que el número de personas contagiadas con la COVID-19 se incremente.

Con velas prendidas en forma de una cruz rezaron por quienes fallecieron y pidieron por los que aún siguen dándole batalla a la COVID-19. | Fuente: RPP Noticias