El médico Enrique Sicchar señaló que para mejorar la atención a los pacientes se debe buscar ayuda internacional, ya que el sistema de Salud ha colapsado. | Fuente: RPP Noticias

Ante la muerte de 11 médicos, más de 180 contagiados y la falta de equipos de protección personal, un grupo de doctores, enfermeras y asistenciales realizaron una protesta en los exteriores del Hospital Regional de Loreto y del Hospital Apoyo de Iquitos. Ellos exigen que se declare en estado de catástrofe a la región. Además, anunciaron que cerrarán y entregarán los hospitales al Gobierno.

El número de pobladores que llegan a los hospitales para ser atendidos ha generado que varios de los médicos, enfermeras y asistenciales terminen contagiados y algunos, fallecidos. Este hecho genera que los establecimientos se queden sin profesionales de la salud.

El médico Enrique Sicchar señaló que para mejorar la atención a los pacientes se debe buscar ayuda internacional, ya que el sistema de Salud ha colapsado.

“Exigimos que nuestro gobernador solicite ayuda internacional, que vengan médicos de países hermanos. Se atienden a más de 300 personas diarias, el personal de salud está diezmado. Hoy son más de 150 médicos hospitalizados entre graves, en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y los fallecidos. Solo contamos con 15 médicos para todo el hospital y esta situación ha desbordado toda la capacidad humana, por eso exigimos al Gobierno que declare en estado de catástrofe y desastre a Loreto”, exhortó el galeno.

Asimismo, Sicchar manifestó que ante esta pandemia, los médicos ya no pueden atender más pacientes porque no cuentan con equipos de protección. Y le hizo un pedido al presidente Martín Vizcarra para que ayude a los profesionales de la salud, ante esta situación.

“Los primeros en ser golpeados han sido los médicos y los pocos que quedan seguimos en esta lucha. Si nuestra demanda no es escuchada, nos veremos obligados a entregar el hospital al Gobierno Central, porque estamos atados de manos y pies. Estamos en una lucha desigual, sin armas ante la COVID-19. No hay oxígeno, infraestructura, medicinas, ni camas. ¡Escuche la voz del pueblo de Loreto, señor Vizcarra!”, argumentó Sicchar.

De no existir una mayor atención en equipos de protección personal y más médicos, los actuales profesionales de la salud evalúan tomar medidas más radicales.