Se informó también sobre la retención de una motonave con 40 pasajeros, entre ellos, turistas nacionales y extranjeros. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Jorge Carrillo

Los pobladores indígenas de las comunidades de Saramuro y Saramurillo, en la región Loreto mantienen retenidas varias embarcaciones en el río Marañón, como parte de la huelga indefinida que acatan desde hace 30 días por los constantes derrames de petróleo.

En el lugar permanece retenido un deslizador que trasladaba al asesor legar de Petroperú, Carlos Herrera; así como a Paola Mendoza del Río de la Fiscalía Especializada de Materia Ambiental de Loreto-Nauta y el fiscal adjunto provincial José Palacios Martínez.

Todos se dirigían a la comunidad de Monterrico para verificar los daños tras el último derrame, ocurrido el pasado domingo en el distrito de Urarinas. 

Además, está retenida una motonave con 40 pasajeros, entre ellos turistas nacionales y extranjeros.

Otras embarcaciones inmovilizadas trasladan más de 2 toneladas de pescado congelado y cerca de 3 mil pollos que iban abastecer los mercados de la ciudad de Iquitos.

En comunicación con RPP Noticias,Jenniffer Requena, familiar del asesor legal de Petroperú, pidió a las autoridades que acudan a la zona para que brinden seguridad a los tripulantes retenidos. Asimismo, en la tarde de ayer un poblador de la comunidad de Saramurillo, César Vela Choca informó que la huelga de los nativos está perjudicando la salud de los pasajeros de las embarcaciones retenidas. Mencionó que entre los tripulantes se encontraba una señora que requería una operación de la vesícula. 

Los dirigentes nativos indicaron que solo dialogarán con una comisión que esté integrada por el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala; y ministros de Estado, pero no con representantes del Ejecutivo.