Monseñor Miguel Olaortúa Laspra presidió misa por Domingo de Ramos en Iquitos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Jorge Carrillo

Tras ofrecer la tradicional misa de Domingo de Ramos en Iquitos (Loreto) Monseñor Miguel Olaortúa Laspra, dijo que el mundo necesita de las manos de Dios para regenerarse y se refirió a la inestabilidad en Venezuela, los desastres naturales en el Perú y al terrorismo en Siria. 

Necesitamos una salvación personal, cada uno de nuestras esclavitudes, nuestros pecados, nuestras miserias, necesitamos una regeneración a nivel comunitario - social, las desgracias en el Perú, otro tipo de circunstancias a nivel internacional como el terrorismo”, dijo.

Para el Obispo, la Semana Santa no tendría sentido si acaba en domingo de pascuas. "Nos hacemos una vida nueva, para comenzar de nuevo la misión que Cristo nos ha dejado, de construir el reino de Dios de justicia, paz, amor y libertad", dijo.