El asesor de las comunidades indígenas del circuito petrolero, José Fachín, señaló que también esperan la presencia de una comisión del Congreso. | Fuente: RPP

Tras los sucesos ocurridos en Bretaña, en el distrito de Puinahua, en Loreto, los indígenas kukama de 12 comunidades de la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación del Bajo Puinahua (Aidecobap) continúan protestando y se han declarado en lucha permanente, así lo informó el asesor de estos pueblos nativos, José Fachín.

A 12 días de estos hechos en las inmediaciones de la empresa petrolera PetroTal, que dejaron tres indígenas fallecidos y varios heridos, en el lugar se efectuó una movilización liderada por los kukama. Ellos demandaron energía eléctrica, la construcción de un Hospital Rural Intercultural y el 10 por ciento de la producción mensual de petróleo a cargo de la empresa PetroTal.

El asesor de las comunidades indígenas del circuito petrolero, José Fachín, señaló que también esperan la presencia de una comisión del Congreso, la Defensoría del Pueblo y una comisión del Ejecutivo para elaborar una agenda que permita atender estos pedidos.

"Habia una desproporción de parte de la Policía Nacional... Ahora los pueblos y en las reuniones internas, las comunidades han decidido continuar las las medidas de defensa de su derecho. Se esperan a las comisiones del Congreso de la República para que investigue los casos y se notifique a la familia de los heridos y a los deudos", señaló. 

 

Lucelia Shupingahua perdió a su esposo durante estos enfrentamientos. Ella pide apoyo pues se quedó sola y con dos hijos. | Fuente: RPP

Por otro lado, Lucelia Shupingahua, esposa de uno de los indígenas fallecidos, ha quedado desamparada junto a sus hijos. Ella clama justicia. La mujer, madre de dos hijos, narró cómo se enteró de la muerte de su esposo.

"Lo que pido es justicia, no es posible quue hagan eso. Tenemos hijos a quien servir, pido que me ayuden. (...) Cuando me avisaron q mi esposo estaba baleado me dijeron que lo estaban llevando a la posta, fui pero no estaba, pregunté a su hermano y me dijeron que no estaba", señaló la viuda, quien aseguró que su esposo a pesar de estar herido no fue evacuado a tiempo.

Actualmente, Aidecobap viene recibiendo el respaldo de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) a través de Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio). Esta institución asumió la defensa legal de los dirigentes indígenas que serán investigados por el Ministerio Público, además buscarán una indemnización para las familias de los fallecidos.

La defensa de las comunidades indígenas buscará demostrar que no portaban armamento.