Los pobladores cerraron con cadenas las puertas para impedir el ingreso de cualquier persona. | Fuente: RPP/Vanessa Jiménez

Pobladores tomaron las instalaciones del local comunal del Club de Madres donde funciona, ahora, el centro de salud Víctor Raúl encadenando la puerta principal, no permitiendo el ingreso de ninguna persona para exigir que culmine la construcción de dicho establecimiento. En las afueras arengaban lemas como "HIlbck mentiroso, entrega ya la posta".

El médico jefe del centro de Salud, Edwin Prado, dijo que la población se “cansó de esperar la culminación de las obras, que se llevan a cabo desde hace dos años (por parte del Gobierno Regional de Piura). Las obras de construcción del local inicialmente estaban previstas para cinco meses; pero llevan ya dos años, ahora está paralizada y se anuncia que demandará seis meses más para su culminación”.

Los manifestantes piden conversar con las autoridades para dar solución a este tema, pues la atención se realiza en condiciones deplorables.

Pardo precisó que en este centro de salud se atiende a más de 22 mil pobladores de 17 asentamientos humanos, en atenciones primarias en el nivel I – 3 como medicina general, obstetricia, psicología, odontología, nutrición y otras áreas.

Sepa más: