Una vez más Copa Perú se empaña con actos de violencia.
No había resguardo policial para control desborde tras encuentro deportivo. | Fuente: Rpp/Referencial

Una batalla campal se desató en un partido de la Copa Perú desarrollado esta tarde en el distrito de Usicayos, provincia de Carabaya (región Puno), donde se enfrentaron los equipos de Deportivo Municipal de Usicayos y el Unión Melgar, estos últimos los visitantes del encuentro.

El score favoreció al elenco de Unión Melgar por 1-0, derrota que no admitieron los localistas, quienes junto a sus aficionados habrían agredido a los visitantes dejando como resultado cuatro personas heridas y varios policontusos.

Juan Medina Huanca, director técnico del representativo de Unión Melgar, manifestó que no solo lo agredieron, sino también le sustrajeron su cámara filmadora mientras grabada los actos de violencia, e incluso le habrían arrebatado otras pertenencias.

Desesperadas madres de familia lamentaron que un evento deportivo se vea empañado por estos actos de violencia, y culparon al alcalde de esta localidad, Alfredo Ccapaca Quispe, quien en su opinión, no hizo nada para llamar a la calma.

Las víctimas denunciaron también la falta de resguardo policial en el estadio Municipal de Usicayos, donde solo intervinieron agentes de Serenazgo sin poder controlar el desborde de enfurecidos hinchas y futbolistas.