Exitosa operación permitió la liberación de 72 rehenes. | Fuente: Foto: Andina / Video: RPP Noticias

A las 3 de la tarde con 23 minutos, del 22 de abril de 1997, tuvo lugar en el comedor de la residencia del embajador de Japón en Lima, la primera de tres detonaciones con las que se dio inicio a la exitosa operación de rescate de rehenes 'Chavín de Huántar'.

El equipo 5 del grupo Delta fue el primero en ingresar a la residencia del embajador japonés. Lo hicieron por la puerta frontal y, tras abatir a dos terroristas, subieron por las escaleras hacia el segundo piso para asegurar la liberación de los 72 rehenes.

El teniente coronel Jorge Izquierdo Cornejo, miembro de la exitosa operación, recuerda que cuando subió por las escaleras con otro compañero, se produjo un enfrentamiento entre su equipo y los delincuentes que querían evitar que accedieran al segundo piso. Una vez que logró subir, cuenta que pudo observar que los rehenes estaban saliendo por la puerta que daba a la terraza.

Por su parte, el coronel del Ejército Alfredo Takacs recuerda que en una planta superior del inmueble su equipo utilizó explosivos para poder ingresar por los pasadizos. En este lugar, relata, se recibieron los primeros disparos de los terroristas con fusiles AKM y granadas. En este contexto, el capitán Raúl Jiménez recibió un impacto de bala y cayó al suelo, donde fue alcanzado por una granada.

Tras 126 días, marcados por amagos de ejecución de rehenes al interior de la residencia del embajador japonés en Lima, y frustradas negociaciones para una solución pacífica en el exterior, llegó a su fin el cautiverio de los rehenes y, junto con ellos, el de todo un país que solo entonces pudo respirar aliviado.