Foto: Andina
El presidente peruano, Alan García, promulgó hoy una ley que agiliza, facilita y exonera el pago de todo tipo de aranceles y de impuestos, por un primer plazo de 10 años, en las zonas altoandinas, donde vive una gran parte de la población más pobre del país.

"En todos los lugares por encima de los 2.500 metros de altitud, todas las actividades que permiten contratar trabajadores, ingenieros, impulsar el desarrollo, mejorar las universidades, quedan libres de impuestos para que vengan las máquinas, la energía, para que haya trabajo y bienestar", dijo García.

Al promulgar la ley en la provincia de Jauja, en la región central de Junín, el presidente García manifestó que la medida favorece a 101 provincias del país que están ubicadas por encima de los 2.500 metros de altitud y donde viven 5,5 millones de peruanos con los niveles de pobreza y desempleo más altos del territorio.

El jefe del Estado peruano enfatizó su deseo de que "se recuerde este día como el fin de la esclavitud tributaria, como la creadora y liberadora de las energías de la sierra", informó la Presidencia en un comunicado de prensa.

La medida beneficiará a las pequeñas y medianas empresas dedicadas, entre otras actividades, a la piscicultura, artesanía, textiles, plantaciones forestales con fines comerciales, crianza y explotación de camélidos suramericanos, producción láctea y plantas de procesamiento de papa industrial.

La zona andina, donde el 80 por ciento de los pobladores trabaja en el sector agrícola y minero, contribuye con poco más del 20 por ciento al Producto Interior Bruto nacional (PIB), de acuerdo a datos del organismo público Sierra Exportadora.

En la ceremonia oficial también participaron los ministros de Agricultura, Adolfo de Córdova; de la Producción, Mercedes Aráoz, y de la Mujer y Desarrollo Social, Nidia Vílchez; así como altos funcionarios y líderes empresariales, según un comunicado de prensa de la oficina presidencial.

-EFE-