Benítez: fujimoristas y apristas trabarán investigaciones a sus líderes

El congresista Heriberto Benítez, recordó también que los fujimoristas respaldaron en el último año del segundo gobierno aprista, la permanencia del oficialismo en la presidencia del Poder Legislativo.
RPP

En un eventual triunfo de Luis Iberico en la Mesa Directiva, el fujimorismo y el Apra buscarán un mayor control en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales y más presencia en la Comisión Permanente para evitar que prosperen acusaciones a sus líderes, estimó el congresista Heriberto Benítez.

El referido parlamentario recordó también que los fujimoristas respaldaron en el último año del segundo gobierno aprista, la permanencia del oficialismo en la presidencia del Poder Legislativo.

“En 2010 pusieron a Alejandro Aguinaga en la primera vicepresidencia en la listas única que postuló y que encabezó César Zumaeta”, señaló Benítez.

El argumento para apoyar a la fórmula del oficialismo en ese entonces fue, según dijo, la necesidad de una "estabilidad en el último año de gobierno, las garantías para el proceso electoral siguiente y para que la agenda del Congreso no se vea alterada”, refirió el parlamentario.

"Lo mismo que ahora esgrimen para justificar una posible triunfo de la oposición, añadió.

Benítez indicó que en las anteriores legislaturas del pasado gobierno, el fujimorismo participó en la Mesa Directiva, incluso pese a escándalos de corrupción como el de los "Petroaudios”.

En tal sentido, Benítez estimó que el respaldo de los parlamentarios Mauricio Mulder y Javier Velásquez  a un antiguo crítico de su partido como Luis Iberico, tiene por objeto “garantizar la impunidad”.

“Por mucho que quiera hacer cosas, estoy seguro que no lo dejarán (...) podrá acaso garantizar que el caso 'narcoindultos' se vea en esta legislatura y se debata la sanción a Alan García por infracción a la Constitución que está pendiente?”, se preguntó.

Por ello, estimó que en una eventual gestión de Iberico al frente del Congreso, se “van a recomponer las comisiones y estos grupos parlamentarios tendrán más control en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, y más presencia en la Permanente”, indicó.

En estas dos últimas comisiones se decide el destino de las acusaciones constitucionales que se presentan en el Congreso de la República.

Benítez también expresó su deseo de asistir a la sesión en la que se elegirá a la nueva Mesa Directiva del Congreso, pese a la suspensión de la que es objeto; sin embargo dijo que evalúa esa decisión para evitar que pueda generar complicaciones en el proceso electoral.

ANDINA