El secretario general de la CGTP, Mario Huamán, calificó como "una broma de mal gusto y totalmente irracional" la decisión del Gobierno de rechazar una donación de Alemania para la construcción de un "Museo de la Memoria", que recuerde a las víctimas de los años del terrorismo (1980-2000).

    

Sostuvo que no entiende la postura del Poder Ejecutivo expresada a través del ministro de Defensa, Antero Flores-Aráoz, quien- según dijo- parece un socialcristiano sólo de membrete.

 

El dirigente de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) respaldó el manifiesto suscrito por diversas personalidades, entre ellos intelectuales, sociólogos y artistas, para que el Gobierno cambie de posición y acepte la donación.

Huamán consideró que la donación significa, de alguna manera, un resarcimiento a los deudos de la violencia terrorista.

 

Fuentes diplomáticas alemanas señalaron días atrás que la oferta de su país se gestó en marzo del 2008, cuando la ministra alemana de Cooperación Económica y Desarrollo, Heidemarie Wieczorek-Zeul, visitó la exposición fotográfica "Yuyanapaq" (Para recordar), que se exhibe en el Museo de la Nación.


La muestra consiste en 200 fotografías que ilustran la violencia que vivió el Perú por parte de los grupos terroristas y de las fuerzas regulares o irregulares que los combatían, y desde un principio fue concebida como el germen que sustentaría ese proyecto de "Museo de la Memoria".

La oferta alemana fue concretada el pasado septiembre durante las negociaciones para el acuerdo bilateral de cooperación entre Perú y Alemania en Lima, y la donación propuesta sería gestionada principalmente por la Defensoría del Pueblo peruana.

Eduardo Vega, primer adjunto a la Defensoría, señaló a Efe que "ha transcurrido un buen tiempo desde el ofrecimiento alemán y hasta hoy no tenemos una respuesta oficial de la negativa; si la hubiera, nosotros lo lamentaríamos como Defensoría".