El magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Fernando Calle aseguró que su postura sobre el hábeas corpus presentado por Antauro Humala "no le abría la puerta" de la cárcel al líder etnocacerista y, a la sazón, hermano del presidente de la República.

"No abría la puerta. Vuelvo a pedir desde aquí que en algunas cosas haya uniformidad. Esto hubiera permitido que tengan todos los peruanos el mismo criterio de interpretación si es que hubieran un ilícito penal político, como lo ha señalado la Corte Suprema", dijo a RPP Noticias.

"¿Qué puerta abría? Le dejaba con 25 años, 25 años establecidos, donde no hay beneficios, no hay nada. (...) ¿Qué puerta abro yo? Abro la puerta a la democracia y a los derechos de todos por igual", comentó.

En ese sentido, Calle señaló que su ponencia declaraba fundado dicho pedido en lo relativo a la presunta vulneración del derecho a la igualdad durante su juicio, pero que de ningún modo aprobaba su excarcelación.

Al respecto, el magistrado dijo que si se anulaba la condena de 19 años "se revivía la de 25", la primera adoptada por la Corte Suprema. "En ese momento mi posición era que se anule la (condena) de 19, quede vigente la de 25 y que la Suprema uniformice su criterio", acotó.

Como se sabe, el Tribunal Constitucional rechazó el hábeas corpus de Antauro Humala para que se le anule la sentencia de 19 años por secuestro agravado y el asesinato de cuatro policías durante la asonada del ‘Andahuaylazo’, ocurrida en 2005.

Elección de miembros del TC
En otro momento, Calle reconoció que no es "cómoda" la situación en la que se encuentran los magistrados del Tribunal Constitucional, cuyos nuevos integrantes aún no son elegidos por el Congreso de la República.

"Naturalmente estar con tu maletín a la mano a ver si eligen o no eligen, no es cómodo para nadie. (...) Pero como hay un mandato legal y uno tiene la obligación y es un honor lo que nos ha otorgado la Nación, no queda pues sino ponerle el humor y el espíritu y cumplir con el deber hasta en el último minuto", sentenció.