Capriles ataca a Maduro por acusar al canciller Roncagliolo

´Ahora despotrica de otros Gobiernos de nuestra América Latina porque sólo quiere que le aplaudan las barbaridades que hace y dice´, señaló el líder de la oposición venezolana.

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, mantuvo su ataque dialéctico contra el presidente Nicolás Maduro, a quien criticó por unas acusaciones que hizo contra el canciller Rafael Roncagliolo y el expresidente colombiano Álvaro Uribe.

"El Enchufado M (como Capriles llama a Maduro) ahora despotrica de otros Gobiernos de nuestra América Latina porque solo quiere que le aplaudan las barbaridades que hace y dice", escribió en Twitter.

"El mundo sabe que el Enchufado Mayor se robó las elecciones y para donde se mueve lo sigue la sombra de ilegitimidad", añadió en alusión a los comicios que Maduro le ganó estrechamente el 14 de abril pasado y que él impugnó ante el Supremo de Justicia.

Maduro dijo este sábado que el expresidente Uribe, a quien llamó asesino, lidera un plan para eliminarlo físicamente y que con ese fin pretenden entrar en Venezuela unos paramilitares, y adicionalmente criticó una iniciativa del canciller peruano, Rafael Roncagliolo.

Roncagliolo dijo en Lima que promueve una declaración de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) sobre la situación de crisis actual en Venezuela, en la que "solicita" al Ejecutivo de Maduro "tolerancia y diálogo" con sus opositores.

"Espero que no sea la posición del Gobierno de (el presidente peruano) Ollanta Humala, pero yo tengo que decir muy claramente al canciller del Perú que no se meta en los asuntos internos de Venezuela", dijo Maduro al anunciar que por ello ha llamado a Caracas al embajador de su país en Perú.

El anuncio de Roncagliolo coincidió con la visita a Perú y a otros países de dirigentes de la oposición venezolana para explicar, entre otras razones y expresiones de la crisis política, la denuncia de fraude electoral efectuada por Capriles, quien también ha dicho que viajará por la región para denunciar lo mismo.

EFE