Andina

El suspendido fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, habría justificado gastos durante su permanencia como jefe de control interno con boletas que fueron hechas en una tienda de golosinas.

Un reportaje publicado en el programa “Cuarto Poder”,  Ramos Heredia llegó a gastar hasta S/.300 en la compra de golosinas en un solo día.

Mensualmente, el exfiscal supremo de Control Interno recibía 1.500 soles para la caja chica de su oficina y a lo largo de seis meses presentó al menos 14 boletas “por consumo” provenientes de la tienda Golosinas Chachi, que está ubicada a una cuadra de la Fiscalía de la Nación, las cuales tienen como gasto S/.120, S/.280 y S/.300 en un solo día.

Las boletas cuentan con la firma y sello Ramos Heredia y fueron presentadas como si fueran almuerzos. Los representantes del negocio señalan que algunos documentos no fueron emitidos por ellos.

Carlos Ramos sostuvo, por su parte, que él no se hacía reponsable de la caja chica de la Fiscalía de Control Interno.