Caso de Allison pone en alerta a viajeros sobre estrictas leyes en EEUU

´Yo he viajado muchas veces con más de $10,000 y no los reporté porque no sabía que estaba obligado a hacerlo, nadie me lo había advertido´´, dijo un viajero.
Foto: Andina
Al parecer el ex ministro Francis Allison no es el único al que le tomó por sorpresa el que constara como un delito, el no declarar sumas mayores a US$10 mil cuando se sale de Estados Unidos (EEUU), según las normas en dicho país.

En un informe titulado "Si viaja en EEUU con más de $10,000, no deje de reportarlo", se toma como ejemplo el caso de Allison Oyague, que según el periodista que hace la nota (Gerardo Reyes, el mismo que hizo conocido el caso de Allison), a raíz de la detención de nuestro connacional y su esposa, Carla Robbiano, El Nuevo Herald recibió numerosas llamadas de lectores preocupados que recién conocían la existencia de tal delito.

Según los pasajeros entrevistados, las aerolíneas no entregan a sus clientes ningún formulario para declarar el dinero ni les advierten que deben hacerlo.

"Yo he viajado muchas veces con más de $10,000 y no los reporté porque no sabía que estaba obligado a hacerlo, nadie me lo había advertido"", dijo un viajero.

En tal sentido, en la nota recuerdan la versión del ex ministro de Vivienda, en la que se queja de que las autoridades federales del Aeropuerto Internacional de Miami no informan públicamente sobre ese procedimiento.

Consultada la otra parte, Norma Morfa, vocera de la oficina de Aduanas y Patrulla Fronteriza (CBP), explicó a El Nuevo Herald que los pasajeros que planean salir de Estados Unidos con $10,000 o más tienen la obligación de llenar el Reporte de Transporte Internacional de Moneda Corriente o Instrumentos Monetarios.

"Conocido como el FINCEN 105, el formulario exige reportar cualquier moneda, no sólo dólares, y se entiende como instrumentos monetarios billetes, monedas, cheques viajeros, letras y money orders que sobrepasen el equivalente a $10,000", explicó.

Morfa admitió que puede haber una confusión de los viajeros al pensar que su obligación sólo es presentar el formulario de declaración de ingreso de dinero a Estados Unidos.

Como se sabe el ex ministro de Vivienda Francis Allison y su esposa Carla Robbiano, son acusados de falso testimonio, contrabando de dinero y omisión de declaración, por no declarar US$30 mil de los US$50 mil que pretendían sacar de Estados Unidos (EE.UU.), por lo cual fueron detenidos el pasado 5 de noviembre en el Aeropuerto Internacional de Miami.