Andina

El ministro del Interior, José Pérez Guadalupe, señaló que los delincuentes que sean capturados en pleno robo, los padres que no cumplan con pasar la pensión a sus hijos y los conductores en estado de ebriedad que causen accidentes serán sometidos a procesos judiciales inmediatos.

Así, los procesos judiciales contra los autores de estos delitos no durarán años, sino que tendrán condenas más rápidas, tras la próxima publicación del decreto legislativo Proceso Inmediato en Caso de Flagrancia.

Esta iniciativa forma parte de las facultades en seguridad ciudadana que el Congreso le otorgó al Ejecutivo, explicó el ministro a una radio local.

Pérez Guadalupe apuntó que actualmente la norma señala que el fiscal podrá ir a un proceso inmediato en los delitos en los que exista flagrancia y pruebas suficientes, pero en la práctica esto muchas veces no se cumple.

“En el decreto que emitirá el Consejo de Ministros ya no dirá ‘el fiscal podrá’, sino ‘el fiscal deberá’. Es decir que cuando hay flagrancia, pruebas y el delincuente reconozca que cometió el delito, será obligatorio e imperativo ir a un proceso inmediato”, sostuvo.