El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal señaló este martes que ningún proyecto minero podrá desarrollarse en el país si antes no garantiza el agua para la población, y el Gobierno exigirá el cumplimiento de este requerimiento por parte de las empresas.

Refirió que el tema del aseguramiento del agua para la población es una prioridad del gobierno del presidente Ollanta Humala, como en el caso de las comunidades de la región de Cajamarca respecto al proyecto minero Conga.

“Para el Gobierno lo primero es el agua, y es algo que se exigirá y se hará cumplir, ningún proyecto extractivo y en este caso específico (Conga) podrá desarrollarse si no puede garantizar en primer lugar el agua para la población”, subrayó.

Asimismo, recibió con agrado la disposición de la empresa minera Newmont que desarrolla el proyecto Conga, a crear un entorno que le permita entrar en la fase de operación.

Refirió que las empresas mineras tienen que evaluar cada día la manera cómo se relacionan con las comunidades de su entorno, porque la población tiene expectativas, ambiciones y desean el diálogo.

“A las empresas les corresponde interpretar adecuadamente estas situaciones y articularse debidamente con las comunidades. Si la empresa está dispuesta a hacer ello, en buena hora”, dijo a TV Perú.

El titular del portafolio del Ambiente recordó que en la reunión que sostuvo el presidente del Consejo de Ministros, con los facilitadores del diálogo en Cajamarca y la empresa estadounidense Newmont, se les hizo saber que se necesitaba ver si eran capaces de establecer una nueva relación con las comunidades.

“Lo que tiene que saber (Newmont) es que finalmente serán las propias comunidades las que le darán este nivel de aceptación del diálogo”, subrayó.

Por ello, indicó que las empresas tienen que hacer un esfuerzo para lograr articularse adecuadamente con su entorno social, y ello no solo implica acciones concretas, sino actitudes y generar confianza.

“Nosotros como gobierno nos toca garantizar que haya agua y que las relaciones sociales se mantengan, porque el rol del Estado es atender a la población y el bienestar colectivo”, puntualizó.

El proyecto aurífero Conga prevé una inversión de 4,800 millones de dólares, pero enfrenta una oposición de algunos sectores de Cajamarca, incluido la autoridad regional, Gregorio Santos, por temor a que se afecte al suministro de agua.

Sin embargo, la empresa anunció que construirá reservorios de agua que permitirán a las comunidades cercanas contar con mayor cantidad de agua, de mejor calidad todo el año, antes de iniciar la operación de la mina.

Andina