Congreso luce bandera a media asta por muerte de Diez Canseco

En una nota de prensa del Parlamento, se recuerda a Diez Canseco como un luchador político de orientación izquierdista.
Congreso

El Pabellón Nacional flamea a media asta en el Palacio Legislativo y otros edificios parlamentarios, tras el fallecimiento del congresista Javier Diez Canseco, de 65 años, ocurrido el último sábado en horas de la noche.

En una nota de prensa del Parlamento, se recuerda a Diez Canseco como un luchador político de orientación izquierdista, quien destacó y tuvo un rol protagónico en la política nacional en los últimos 40 años.

“Destacó como miembro de la Asamblea Constituyente de 1978. También fue diputado, senador y finalmente congresista de la República”, indica la nota.

El parlamentario dejó de existir en una clínica local, donde libró en los últimos meses una tenaz batalla contra un cáncer de páncreas, enfermedad ante la cual, finalmente, sucumbió.

Sus restos son velados en la antigua casona de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), donde recibe el póstumo homenaje de autoridades, dirigentes y compañeros de militancia partidaria y de organizaciones sociales de base.

El extinto legislador será sepultado este martes en Huachipa.