Congreso: Petrotech hizo perder US$ 482 millones al Estado peruano

Parlamento aprobó por mayoría el informe final de una comisión legislativa que investigó la venta de las acciones de la empresa Petrotech.
Foto: DIFUSI
El Congreso de Perú aprobó el informe final de una comisión legislativa que investigó la venta de las acciones de la empresa Petrotech, que señala que esta transacción hizo perder al Estado más de 482 millones de dólares.

El documento fue aprobado con 75 votos a favor, 16 en contra y una abstención, según precisó la información oficial.

El informe, de 440 páginas, será remitido al presidente de la Corte Superior de Justicia del país "para que actúe conforme a sus atribuciones", señaló un comunicado del Congreso.

El presidente de la comisión que investigó a Petrotech, el oficialista Jhony Peralta, explicó que el informe recomienda la intervención de la Contraloría y solicitar a la Fiscalía que denuncie a los que resulten responsables en el caso.

En febrero del año pasado, el Gobierno peruano pidió al Congreso que investigue la transferencia de la filial peruana de la estadounidense Petrotech a un consorcio colombo-coreano por la presunta participación de la empresa en un caso de espionaje telefónico, unos días después de conocerse la venta de las acciones.

La operación de transferencia, por un total de 900 millones de dólares, se hizo en Estados Unidos pero fue anunciada en Lima por los directivos de la empresa colombiana Ecopetrol y la Compañía Nacional de Petróleo de Corea (KNOC).

Petrotech ha sido implicada en un gran escándalo de espionaje telefónico y de corrupción en el que han sido comprendidos altos funcionarios y ex ministros del gobierno peruano, que se destapó en septiembre de 2008.

El escándalo, que motivó la caída del gabinete del entonces primer ministro, Jorge del Castillo, reveló irregularidades en la concesión de lotes petroleros a la empresa noruega Discover Petroleum.

Petrotech, que explota 80 plataformas en el mar peruano, fue una de las empresas que perdió esa concesión y ha sido señalada, en las investigaciones judiciales, como una de las que presuntamente contrató los servicios de la empresa de seguridad Business Track, que realizó una serie de escuchas telefónicas ilegales conocidas como los "petroaudios".

EFE