Ejecutivo rechaza cancelar concesiones mineras y petroleras en Puno

Puno demanda cancelar todas las concesiones mineras y petroleras en el sur, y derogar el decreto supremo 083 que favorece a minera Santa Ana.

Lima
00:00

El viceministro de Minas, Fernando Gala, sostuvo que es “inviable” cancelar por decreto supremo las concesiones mineras y petroleras en Puno, como demanda la población, porque afectaría la seguridad jurídica del país.

En diálogo con RPP Noticias, explicó que una concesión minera es una propiedad inscrita en registros públicos, y solo una sentencia del Poder Judicial o una ley del Congreso la pueden anular.

La población puneña demanda que se cancelen todas las concesiones mineras y petroleras en el sur de Puno, y que se derogue el decreto supremo 083 que permite a la minera Santa Ana operar en la frontera sur del país.

“Estas dos derogatorias, vías decreto supremos, son inviables porque tienen contingencias de carácter legal, judicial y económica para la región Puno, para el país y atenta contra la seguridad jurídica”, advirtió.

Lamentó que pese a haberles explicado a los dirigentes puneños que sus reclamos son “inadmisibles legalmente”, no han cedido en sus pretensiones.

“Hemos explicado la inviabilidad de estos pedidos, les hemos dado propuestas alternativas y que en la práctica resuelven el problema, pero la posición de ellos es muy intransigente, no han cedido un centímetro en sus pretensiones, con lo cual, encontrar una solución está más complicada, pero voluntad del Ejecutivo existe en todo momento”, afirmó.

Para el Ejecutivo, la solución es que se suspenda, a partir de la fecha, los nuevos petitorios mineros en la zona sur del país, es decir, ya nadie más puede pedir minería en la región, indicó el viceministro Gala.

Asimismo, se les planteó que las concesiones ya otorgadas, se evaluarían “caso por caso para ver qué solución les dan, en caso hubiera una afectación".

No hay condiciones para el diálogo en Puno ni Juliaca
El funcionario dijo que en estos momentos no hay condiciones para reiniciar el diálogo en Puno ni el Juliaca, antes los actos de violencia y desmanes ocurridos en la región.

Por lo cual, invitó a los dirigentes a venir a Lima para continuar conversando y encontrar una solución a este problema.

Mientras, precisó, la Policía seguirá respetando la paralización y el Ejército cuidará las instalaciones principales.