Entrevista Tuesta
La Comisión de Constitución del Congreso aprobó el dictamen sobre el financiamiento de los partidos políticos, que apunta al control de aportes en campañas para que los partidos y candidatos rindan cuentas. | Fuente: Agencia Andina

La comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la República aprobó el dictamen que modifica la ley de financiamiento a partidos políticos. En el proyecto elaborado por la comisión, que tiene como presidente al congresista de Alianza Para el Progreso Omar Chehade, se propone que los partidos políticos o los directores de campaña presenten dos reportes, cuyos plazos serán establecidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). La institución deberá fiscalizar los reportes de campañas entregados por los partidos políticos y, de encontrar alguna irregularidad, iniciar un proceso administrativo.

Para Fernando Tuesta, expresidente de la ONPE y politólogo de la Pontificia Universidad Católica del Perú, las agrupaciones políticas rechazan la supervisión de las instituciones respectos a los aportes en campañas electores. “Los partidos políticos hasta donde pueden, no quieren ser supervisados. Desde el lado de los partidos, lo que menos quieren es que la ONPE se meta”, señaló en una entrevista en el marco de la cobertura el Poder en tus manos realizada por RPP Noticias.

Por ejemplo, afirma Tuesta, “la ley propuesta por la comisión dice que se debe abrir una cuenta al partido político financiado, pero no han incorporado un párrafo que propusimos, que esa cuenta no estaba protegida por el secreto bancario y es supervisada por la ONPE”.

 

¿Cómo están financiándose los partidos políticos? Según Fernando Tuesta, “antes de la convocatoria a las elecciones ya han estado aportado a los partidosSe están colocando topes de UIT de los aportes que pueda realizar una persona natural o jurídica, pero no dice lo que dijimos en el informe de la Comisión de alto nivel para la reforma política, que eso solo era para época electoral, mas no en una época no electoral”.

Tuesta indica que los partidos han tomado una posición para no respaldar las acciones financieras de sus propios candidatos. “Se está con la idea que la supervisión de los fondos no solo es a los partidos, sino a los candidatos. No es sensato porque el partido no quiere responsabilizarse de lo que hagan sus candidatos. Entonces, dicen los candidatos tienen también que presentar informes a la ONPE. Eso significa que se supervisará a los 24 partidos que ya es bastante, y 3120 informes de candidatos. De hecho la ONPE todavía no ha terminado de supervisar las candidaturas de las elecciones regionales y municipales del 2018”, sostiene.

Para el politólogo no es correcta esta situación.  “El partido no quiere responsabilizarse de los candidatos que ellos ponen. Antes los partidos se encargaban a través de sus propios filtros de que sus candidatos cumplan con la ley, eso lo están trasladando al Estado”.

El expresidente de la ONPE, Fernando Tuesta, señaló que los partidos políticos no quieren responsabilizarse de los candidatos que ellos colocan: “Es limpiarse las manos, no es bueno”.
El expresidente de la ONPE, Fernando Tuesta, señaló que los partidos políticos no quieren responsabilizarse de los candidatos que ellos colocan: “Es limpiarse las manos, no es bueno”. | Fuente: RPPNoticias

Otro cambio que apunta al financiamiento público de los partidos políticos y con el cual Tuesta discrepa gira en torno a la distribución de los fondos. “Los partidos van a seguir recibiendo financiamiento público directo al momento de la distribución de los fondos. Hoy en día ocurre de la siguiente manera, de todo el paquete que se constituye a partir de multiplicar los votos por el 0.1 de la UIT te da un paquete para que se pueda distribuir. ¿Qué dice la norma y que quiere ratificar este dictamen? Que el 60% es en proporción a los votos, y el 40% de manera igual en los partidos que tienen escaños en el Congreso”, dice. 

“El partido que gana obtiene una mayor cantidad de votos y por lo tanto recibe más dinero en el año uno, en el año cinco ha perdido un montón de escaños, además también apoyo electoral, no hay ningún partido que salga primero y luego gana una elección a los 5 años después, incluso en las elecciones municipales y regionales. No puedes premiar al partido en el año uno igual que en el año cinco. Entonces nosotros propusimos invertir esto, vale decir 60% igual y solo 40% en proporción, esto no ha sido incorporado”, finaliza.