El Gobierno peruano prorrogó hoy por 60 días el estado de emergencia en diferentes localidades de las regiones de Ayacucho, Cuzco, Huancavelica y Junín debido a la presencia de remanentes de la banda armada Sendero Luminoso y el narcotráfico.

Durante el estado de emergencia quedan suspendidos los derechos relativos a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de reunión y de tránsito, precisó un comunicado de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Asimismo, las fuerzas armadas y la policía nacional seguirán a cargo de las operaciones para consolidar la pacificación en estas regiones del sur del país.

Las localidades comprendidas en el estado de emergencia, que se declaró en mayo, son el distrito de Echarate, en la provincia cuzqueña de La Convención, por la presencia de fuerzas remanentes de Sendero Luminoso, que en ese mes tomaron rehenes a un grupo de trabajadores del consorcio de gas de Camisea.

Igualmente, se amplió la emergencia en varias provincias de Ayacucho, Junín, Huancavelica y Cuzco, donde "se ha detectado el problema del tráfico ilícito de drogas y el sembrío ilegal de la hoja de coca", considerada por el Gobierno como la principal actividad que ocupa a la población en esas localidades.

EFE