El próximo ministro del Ambiente, Ricardo Giesecke, comentó que la Ley de Consulta Previa es “algo que quisiéramos que fuera insistido y revisado en la primera semana” del gobierno entrante.

En diálogo con “Sin vueltas” de RPP Noticias, señaló que la administración saliente “la ha encaletado un poco por allí, no la quieren sacar”.

Dicho proyecto de ley no fue debatido en la etapa final del Congreso. No obstante, cabe recordar que la norma fue aprobada en mayo de 2010 por el Parlamento, pero el Ejecutivo la observó en junio de ese mismo año al considerar que no dejaba en claro que el proceso de consulta no significa el derecho al veto de los proyectos.

El sucesor de Antonio Brack indicó que la consulta significa que las poblaciones estén informadas de que en sus territorios se llevarán a cabo proyectos de inversión. “Hay una consulta que debe realizarse”, dijo.

Giesecke consideró que el incumplimiento de este dispositivo garantizado por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “desata la guerra” con las comunidades. “Si usted no la hecho, ni se acerque a seguir más trámites”, agregó.

“Esta consulta sé que es una pieza fundamental en el proceso de prevenir algunos conflictos (…) La consulta previa tendría que ser antes que llegue la empresa privada a hacer mediciones, topografía y otra cosas”, dijo.

“Las inversiones tienen que ser bien hechas. Y bien hechas no es "sea como sea". Bien hechas, sostenibles, si se necesita consulta previa (entonces) se necesita consulta previa”, sentenció.