Gobierno pide retirar proyecto para declarar el 30 de agosto como el “Día de las personas desaparecidas durante el periodo de violencia"

El ministro de Justicia, Félix Chero, ha explicado que el Ejecutivo dio marcha atrás para no buscar “más confrontaciones”, puesto que en esta fecha se conmemora el Día de Santa Rosa de Lima.

Presidente Pedro Castillo envió el oficio al titular del Congreso, José Williams, antes de partir a Estados Unidos.
Presidente Pedro Castillo envió el oficio al titular del Congreso, José Williams, antes de partir a Estados Unidos. | Fuente: Presidencia

El Gobierno de Pedro Castillo ha pedido al presidente del Congreso, José Williams Zapata, retirar el proyecto de ley del Ejecutivo que proponía declarar el 30 de agosto como el “Día Nacional de las personas desaparecidas durante el periodo de violencia 1980-2000”.

A través de un oficio enviado al titular del Parlamento el pasado viernes 17 de setiembre, el Ejecutivo detalló que, tras un acuerdo del Consejo de Ministros, se va a sustituir la iniciativa por un “texto adecuado respecto al reconocimiento del derecho de las víctimas a conocer la verdad sobre las circunstancias de la desaparición forzada, la evolución y los resultados de la investigación”.

“Tenemos el agrado de dirigirnos a usted, a fin de solicitar el retiro del Proyecto de Ley N° 2904/2022-PE, Ley Día Nacional de las personas desaparecidas durante el periodo de violencia 1980-2000”, se lee en el documento que lleva las firmas del presidente Pedro Castillo y del premier Aníbal Torres.

En la previa, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero, informó que el Gobierno acordó retroceder en la propuesta para no buscar “más confrontaciones”, puesto que cada 30 de agosto se conmemora el Día de Santa Rosa de Lima, la patrona de América y las Filipinas.

"Nosotros somos muy prudentes en no buscar mayores confrontaciones. Por ello, el Consejo de Ministros acordó realizar una propuesta de una fecha diferente para conmemorar a las personas desaparecidas", declaró tras su presentación ante la Comisión de Presupuesto del Congreso.

Proyecto había generado rechazo

Apenas se conoció de la propuesta del Ejecutivo, la Conferencia Episcopal Peruana expresó su rechazo a la iniciativa que buscaba declarar el 30 de agosto, Fiesta de Santa Rosa de Lima, como el “Día Nacional de las Personas Desaparecidas durante el período de Violencia 1980-2000″.

“Introducir en la Fiesta de Santa Rosa de Lima, una conmemoración paralela el mismo día, afectaría directamente la celebración de esta expresión de religiosidad popular extendida por todo el Perú”, se lee en una carta enviada a Castillo Terrones y a la entonces presidenta del Congreso, Lady Camones.

En ese sentido, la Iglesia peruana recalcó que las organizaciones de Derechos humanos y de las víctimas del terrorismo han conmemorado todos los años el 28 de agosto como un día emblemático, debido a que en esa fecha se realizó la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

“Una posible fecha para establecer como Día nacional de las personas desaparecidas sería el 28 de agosto, ocasión para recordar que aún se debe continuar en su búsqueda”, sugirió el Episcopado.