Foto: EFE
El ex candidato presidencial Ollanta Humala afirmó que la denuncia de supuestos vínculos entre la parlamentaria andina Elsa Malpartida y el grupo terrorista Sendero Luminoso es una "campaña baja y artera" del Gobierno.

Tras dar su respaldo a Malpartida, Humala afirmó que ya conocía dicha parlamentaria se había acogido a un artículo de la Ley de Arrepentimiento en 1994.

Dicha norma fue creada durante el gobierno de Alberto Fujimori, para dar facilidades legales a los militantes subversivos a cambio de información sobre sus líderes terroristas.

El líder del Partido Nacionalista Peruano (PNP) dijo que, como militar, conoció la falta de respeto vivida por las comunidades campesinas en la zona selvática del Alto Huallaga en esos años de violencia debido a la falta de presencia del Estado.

En tal sentido, Humala afirmó que Malpartida formó parte de las comunidades de campesinos que fueron víctimas del terrorismo y no verdugos.

"Rechazamos esta campaña baja y artera del Gobierno, a la cual se suma alguna prensa que prefiere priorizar el apoyo político que la libertad de prensa", declaró Humala.

El presidente de la República, Alan García, manifestó que la denuncia contra Malpartida refuerza la necesidad de renovar el Congreso a la mitad de su período.

El ministro de Justicia, Aurelio Pastor, dijo que los candidatos que ocultan ese tipo de información en su hoja de vida estarían incurriendo en un ilícito penal. EFE