Ministra de Justicia pide 30 años de cárcel por asesinato de policías

Rosario Fernández consideró que el caso del Bosque de Pomac puede considerarse como una situación agravante que justifica la adopción de esa medida.

La ministra de Justicia, Rosario Fernández, respaldó la propuesta para incrementar hasta 30 años de prisión el delito de asesinato cuando la víctima sea un efectivo de la Policía Nacional o de las Fuerzas Armadas, que haya estado en pleno cumplimiento de sus funciones.

Consideró que ese caso específico puede considerarse como una situación agravante que justifica la adopción de esa medida.

"Sí es posible aumentar a 30 años la pena. Sería un agravante el hecho de que la muerte corresponda a un miembro de la Policía o de las Fuerzas Armadas que está en ejercicio de sus funciones, debido a la calidad especial de la persona agraviada", dijo.

Al recordar el asesinato de dos policías en la operación de desalojo de invasores en el Santuario Histórico del Bosque de Pómac, dijo que es necesario fomentar en la población el respeto a las autoridades y a la ley.

"En el caso del bosque de Pómac no sólo se ha desafiado a la policía, sino también el mandato del juez, y lo que ha pasado es que han muerto dos policías haciendo valer un estado democrático donde tienen respetarse las decisiones judiciales", subrayó.

Recordó que la propia Constitución Política otorga al policía o militar la facultad portar armas para su uso respectivo en el orden interno y externo.
 
"En concordancia con esa norma constitucional si es posible que el agravante, cuando la persona muerta es un policía, pueda llevarnos a 30 años", aseveró.