Minsa: normas técnicas respetan derechos laborales de obstetras

Las protestas de las obstetras por la aprobación de la Norma Técnica de Atención Integral de Salud Neonatal son injustificadas aseguró Neptalí Santillán, jefe de la unidad de diálogo del Minsa.
Referencial/RPP

Las protestas de las obstetras por la aprobación de la Norma Técnica de Atención Integral de Salud Neonatal y la Norma Técnica de Atención Integral de Salud Materna son injustificadas debido a que ambas no vulneran los derechos laborales de esos profesionales de la salud, aseguró Neptalí Santillán, jefe de la unidad de diálogo del Ministerio de Salud (Minsa).

“Son normas técnicas que se basan en evidencias científicas y en experiencias de trabajos de largos años. De lo que se trata es de asegurar la vida y la salud de la madre y el niño que son atendidos durante el parto. Debido a la brecha muy alta en nuestro país de escasez de especialistas, en este caso, obstetras, enfermeras y médicos, no se puede evitar que en determinados casos otros profesionales capacitados atiendan el parto. Lo importante es la atención a la madre y el niño”, subrayó.

Los partos son todos los días y se tienen que atender; en nuestro país hay zonas en las que no llegan todos los especialistas que se necesitan y es ahí donde atiende el más capacitado. “La norma así lo señala, tienen que ser profesionales capacitados, no cualquier profesional. Solo en el caso que no existieran los profesionales que tienen la responsabilidad de atender un parto normal, éstos pueden ser reemplazados en sus labores por los más capacitados en el tema”, explicó Santillán.

"Que quede claro que con esas normas no se está vulnerando ningún punto de sus derechos laborales", destacó.

Recordó que ambas normas se elaboraron en un trabajo en equipo conjunto, en el que participaron no sólo los colegios profesionales involucrados, obstetras y enfermeros, sino también los neonatólogos, gineco obstetras, entre otros y academias científicas correspondientes; además de organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

EFE