El almirante (r) Jorge Montoya consideró hoy que la pregunta formulada por un juez de la Corte de La Haya fortalecerá la posición peruana que fue consistente al sostener que la Declaración de Santiago es un acuerdo para proteger recursos naturales.

Para demostrar esa posición, según Montoya, hay fundamentos que van hasta 1833 cuando se dieron normas para la protección de los lobos marinos, el guano, la pesca en las islas, hasta la declaración de 1947 sobre las 200 millas, que se complementó con la Declaración de Santiago en 1952.

“Nuestra línea de pensamiento, nuestra posición ha sido siempre de proteger los recursos naturales, no la creación de una frontera marítima y eso quedó claro en los alegatos”, precisó el almirante que forma parte de la Comisión Consultiva del diferendo marítimo.

En ese sentido, Montoya refirió que la pregunta de uno de los jueces de si con la Declaración de Santiago era posible proclamar y delimitar una zona marítima de soberanía y jurisdicción exclusivas hasta las 200 millas, será clave para conocer qué pensaban los dos países en ese momento.

“Chile ha distorsionado ese pensamiento, se ha valido de frases sueltas, de artículos y de imágenes para fundamentar que hay una acuerdo de límites marítimos que nunca existió porque no hay frontera marítima”, subrayó en RPP.

Dijo que si Chile en forma “conciente y racional” analiza los planteamientos expuestos por el Perú, se daría cuenta de que no tienen la razón cuando sostienen la validez del Hito Uno y cuando dicen que la Declaración de Santiago fija los límites marítimos.

Montoya dijo finalmente que la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, independientemente de la decisión que tome, será una oportunidad para construir una nueva relación con Chile, de cara al futuro.

ANDINA