Pena de hasta 15 años le espera a espía si es juzgado en fuero civil

El abogado Jorge Paredes sostuvo que todo hace indicar que el caso de espionaje para Chile viene siendo visto en el fuero civil, pero ello le correspondería al fuero militar.
El abogado Jorge Paredes sostuvo que todo hace indicar que el caso del suboficial FAP Víctor Ariza Mendoza (45), acusado de espiar para Chile, viene siendo visto en el fuero civil, donde el delito de espionaje a una nación extranjera se condena con no menos de 15 años de prisión, según lo establece el Código Penal.

Refirió que el Código Militar tiene sanciones más altas, y condena el espionaje con una pena no menor de 20 años en situación de guerra. "Al parecer el fuero militar lo ha pasado (el caso) directamente al fuero civil, no ha pasado por la asunción de fuero, una decisión que han tomado los militares", acotó.

Explicó que debido a que Ariza Mendoza fue capturado realizando espionaje en cumplimiento de sus funciones y por ello tuvo acceso a información privilegiada, el caso correspondería al fuero militar.

"Presumo por las noticias que si (el caso) está a disposición de la Fiscalía y el detenido está en Seguridad del Estado es porque hay una investigación preliminar en el fuero civil. No ha reclamado su competencia el fuero militar pero es perfectamente viable que lo haga. Esto es llamado "contienda de competencias"", indicó.

El letrado del Estudio Roy Freyre precisó que el Código Penal no establece distingos entre una persona civil o un militar, de cometer el delito de traición a la patria, siendo ésta entendida cuando se revela información secreta, de interés nacional y que pueda significar someter a nuestro país a la dominación extranjera.

De otro lado, en declaraciones a la agencia Efe, el fiscal supremo, José Peláez, manifestó que "podría decir a primera vista que (el caso) le correspondería al foro de justicia militar".

Otras fuentes de la Fiscalía confirmaron que el caso no ha llegado a sus dependencias.