Captura RPP

El Pleno del Congreso de la República aprobó la acusación constitucional contra el parlamentario de Solidaridad Nacional Michael Urtecho. Unos 84 congresistas votaron a favor, ninguna en contra y tres se abstuvieron.

Durante el debate, el suspendido congresista solicitó a sus colegas que reconsideraran la inhabilitación para cargos públicos. “He venido con un corazón contrito y humillado, gracias a Dios que estoy con vida porque con todo lo que me ha pasado me ha podido dar un derrame”, dijo.

El parlamentario de Solidaridad Nacional confesó su culpabilidad respecto a la apropiación ilegal de los sueldos de sus trabajadores. “No quiero que me recuerden como un congresista delincuente, por eso acepté todo lo que se cometió”, añadió.

“Quiero que me recuerden como un congresista que tuvo la valentía de decir la verdad. Dios no condena, Dios no señala, Dios no tiene ensañamiento, Dios no pone el dedo, Dios pide y espera que nos arrepintamos y yo me arrepentí”, expresó ante el Pleno.

Rosa Núñez Campos, accesitaria por Solidaridad Nacional (SN), reemplazará a Urtecho, tras la decisión del Congreso.

Como se recuerda, Urtecho posee denuncias por haberse apropiado de parte de los sueldos de sus trabajadores de su despacho congresal.