Foto: ANDINA
El presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, consideró como una actitud ofensiva el comportamiento de Chile hacia el Perú, tras ponerse al descubierto que el suboficial de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) Víctor Ariza Mendoza, había presuntamente espiado a favor del país sureño.

Tras señalar que el espía militar ya se encuentra procesado judicialmente y espera que le "caiga todo el peso de la ley", precisó, que el comportamiento de Chile, de espiarnos, ha sido una actitud ofensiva y poco amistosa hacia nuestro país.

"Lo que ha sucedido es muy delicado y esto es una actitud ofensiva y poca amistosa de Chile al Perú", manifestó el jefe del Gabinete Ministerial.

Asimismo, Velásquez demandó al Gobierno chileno hacer una profunda investigación, ya que en este caso también estarían comprometidos dos militares del país sureño, a fin de determinar el grado de responsabilidad que también tendrían.

En ese sentido, expresó, que en tanto no haya un esclarecimiento de los hechos sucedidos la ministra de la Producción, Mercedes Aráoz, no viajará a Chile donde tenía previsto reunirse con la presidenta de ese país, Michelle Bachelet, a quien le iba a entregar la propuesta peruana para frenar el gasto militar en la región.

En estos momentos, anotó Velásquez Quesquén, no existen las condiciones para que la ministra  Aráoz vaya a Chile como se tenía planificado, y mientras que el caso no sea debidamente esclarecido su visita a esa nación queda suspendida tal como ya lo anunció el canciller José  Antonio García Belaunde.