Congreso de la Rep

 

Tras la exposición de la Ministra de la Mujer, Aída García-Naranjo Morales, en el pleno del Congreso para responder por su inacción tras la muerte de tres menores en Cajamarca que consumieron alimentos contaminados del Pronaa, un acalorado debate se produjo entre los parlamentarios de las diferentes bancadas. 

El congresista de Gana Perú, Fredy Otárola, tuvo un mano a mano con el legislador aprista Mauricio Mulder. 

“Los alimentos los distribuyeron los funcionarios apristas. Vienen a rasgarse las vestiduras sin reconocer la culpa del manejo corrupto e irresponsable”, manifestó.

Mientras que Mulder, por su parte, señaló que en el gobierno de Alan García los alimentos no estuvieron en mal estado como lo indicó García Naranjo en su exposición. Calificó a la titular del Mimdes de “indolente” por no haber manejado el tema con muñeca.

Dijo que el único culpable es un funcionario nombrado por García Naranjo en el Pronaa.

“El señor Dante Mendoza no podía ser nombrado; seguro eso no lo sabe la ministra. El señor ha sido acusado por los delitos de colusión ilegal, abuso de autoridad, omisión de acto oficial, apropiación ilícita, peculado, corrupción de funcionarios. Viene de gestiones antiguas, tiene procesos y fue nombrado”, dijo. 

La parlamentaria de Gana Perú Elsa Anicama, quien representa a la ciudad de Ica, pidió la palabra y recordó los hechos de muerte en esa ciudad por el terremoto y la inacción del Gobierno en ese tema, por lo que recibió un desplante de Mulder quien dijo aún no conocer su nombre.

Frases más resaltantes

A su turno el oficialista Javier Diez Canseco dijo que las compras del Pronna las hizo el gobierno anterior y se mantuvo en sus funciones “a la misma gente que ya sabemos su filiación política”.

Alberto Beingolea de APGC, señaló que "la ultra izquierda no tiene emoción social sino fines políticos. Queda claro que durante años usaron a los pobres".

Quien fue más lejos fue el congresista Jorge Rimarachin: "Hay una conspiración contra la ministra. Hay una mano extraña y criminal contra el gobierno".

Por su parte, María Luisa Cuculiza de Fuerza 2011 le recordó a la titular del Mimdes: "No tengo ni un sólo muerto en mi gestión como Ministra de la Mujer".

Lourdes Alcorta (APGC): “No se trata de echarnos la culpa ni golpear un gobierno que tenga éxito. Es una desgracia que nos ha pasado a todos”.

Gian Carlo Vachelli (Fuerza 2011): “La improvisación es una marca registrada de este gobierno. La izquierda radical utiliza la confrontación, la violencia (…) la ministra García Naranjo parecía asistir a un partido de fútbol. Ella tiene responsabilidad política”.

Kenji Fujimori (Fuerza 2011): “Cuando la ministra prefirió defender a sus funcionarios y acusar a las madres por la muerte de tres niños, traicionó lo más esencial de su función, traicionó su propio discurso feminista y de defensa de los Derechos Humanos”. 

Una mención aparte merece el parlamentario de Solidaridad Nacional, Gustavo Rondón Fudinaga quien al inicio de su presentación, dijo:

“Buenas tardes, señor Presidente del Congreso, señora Ministra, señores congresistas, seres humanos”.