ANDINA

El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, afirmó este miércoles que se deberán realizar modificaciones al Código Penal para que el uso de granadas por parte de la delincuencia, como ha ocurrido en las últimas horas, sea tipificado y sancionado como delito de terrorismo.

En conferencia de prensa, Sánchez reconoció que el uso de las granadas aparentemente por extorsionadores está generando alarma y zozobra en la sociedad; no obstante, añadió, ello no configura terrorismo porque este delito supone una finalidad política.

"Habría que modificar la norma para darle la gravedad que conlleva este tipo de situaciones y ciertamente una mayor penalidad. Técnicamente habría que hacer modificaciones a la Ley Penal", apuntó.

En la víspera, el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, planteó a los juristas someter a discusión legal si el uso de granadas en la delincuencia común debe ser tifipicado como un acto terrorista.

Consultado sobre el hallazgo de dos granadas y propaganda terrorista este miércoles en una zona de Jicamarca, al este de Lima, Sánchez indicó ese caso da lugar a una calificación penal distinta y tendría que ser investigado por la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote) y no por la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri).

"Por eso hay que hacer la precisión jurídica. Si es necesario modificar el Código (Penal), se debe hacer", añadió en una conferencia que brindó junto a los titulares del Poder Judicial, el Consejo Nacional de la Magistratura y el Colegio de Abogados de Lima.

En la cita se expusieron los compromisos y medidas específicas a adoptar respecto al problema de inseguridad ciudadana con la finalidad de que la ciudadanía perciba los esfuerzos que se vienen realizando desde el sector Justicia.

ANDINA