Toledo anuncia Marcha de los Cuatro Suyos "si no resuelven caso Ecoteva"

El expresidente realizará dicha manifestación si la Fiscalía y el Poder Judicial no atienden su petición de archivar la denuncia por un presunto delito de lavado de activos.
AFP

El expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) anunció una manifestación como la Marcha de los Cuatro Suyos, que en 2000 reunió en Lima a miles de personas, si la Fiscalía y la Justicia peruana no atienden su petición de archivar la denuncia por un presunto delito de lavado de activos.

Toledo ofreció una conferencia de prensa en Lima para proclamar nuevamente su inocencia en el proceso donde se le investiga por una presunta compra irregular de inmuebles a través de una empresa creada en Costa Rica, y en el que también está implicada su esposa Elianne Karp y su suegra, la belga Eva Fernenbug.

"Anuncio ahora que si no resuelven o establecen un plazo para resolver (el caso), nos van a tener en la calle con una Marcha de los Cuatro Suyos", dijo Toledo, en referencia a la multitudinaria manifestación que lideró contra la segunda reelección de Alberto Fujimori (1990-2000).

Alejandro Toledo recordó que no tiene cuentas bancarias en Suiza, Japón ni Francia, en referencia a Fujimori y al expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011), respectivamente, y aseguró que solo mantiene una cuenta en Estados Unidos y otra en Perú.

"A mí ya me examinaron durante cinco años cuando concluí mi presidencia. Después un Fiscal de la Nación me investigó a mí y a mi familia sobre enriquecimiento ilícito, pero concluyó que no había desbalance patrimonial", apuntó.

Toledo también afirmó que anticipará la convocatoria del congreso nacional de su partido, Perú Posible, "para decidir la candidatura" a las elecciones presidenciales de 2016.

Toledo y su esposa son investigados desde 2013 por la Fiscalía por las millonarias compras inmobiliarias hechas por Eva Fernenbug con dinero de la empresa Ecoteva, creada en Costa Rica.

Fernenbug, una ciudadana belga de 85 años, fundó en 2012 la empresa Ecoteva en Costa Rica y, según un reporte de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), con fondos de esa compañía se pagaron las hipotecas de una casa del expresidente en Lima y de otra en el balneario norteño de Punta Sal.

Fernenbug también compró con dinero de Ecoteva una casa y una oficina en Lima por un valor cercano a los 5 millones de dólares, en negociaciones en las que supuestamente el exmandatario intervino, según el reporte.

La Fiscalía peruana consideró el año pasado que ni Toledo ni Karp habían incurrido en el delito de enriquecimiento ilícito, pero ordenó que se realicen pesquisas por presunto lavado de activos, una opinión similar a la que llegó una comisión investigadora del Congreso.

EFE