El jefe del Gabinete, Oscar Valdés Dancuart, invitó a la dirigencia de la región Cajamarca para reanudar el diálogo y a deponer el paro contra el proyecto minero Conga, tras lo cual el Gobierno levantará el estado de emergencia.

 “Invitamos al presidente regional Gregorio Santos y a todos los interlocutores de Cajamarca a reiniciar el diálogo, que levanten el paro y nosotros. El presidente suspenderá el estado de emergencia y continuaremos con las dos mesas de trabajo: una para Conga y otra el desarrollo integral de Cajamarca”, expresó.

La primera mesa –según explicó- se encargará de ver el peritaje internacional sobre el proyecto minero Conga, cuya ejecución es rechazada por algunos sectores de Cajamarca por considerar que afectaría cuatro pequeñas lagunas de la región.

Agregó que el propio pueblo cajamarquino ya se ha manifestado a favor del peritaje sobre el impacto de Conga en el entorno natural, de tal forma que solo resta levantar el paro y reanudar el diálogo.

El jefe del equipo ministerial mencionó que la segunda mesa de trabajo se refiere al desarrollo integral de Cajamarca, lo cual incluye la construcción de carreteras, el tendido de redes de electrificación, el levantamiento de infraestructura, entre otros.

“Pero primero deben levantar el paro, instalamos las mesa de diálogo, luego evaluamos las opciones del peritaje al proyecto Conga, y allí suspenderemos el estado de emergencia”, declaró a TV Perú.

El ministro Valdés sostuvo que hasta el momento no ha sido posible la solución de estas demandas debido a “la intransigencia de algunos dirigentes”, que rechazaron las opciones de solución a pesar de la presencia de su antecesor Salomón Lerner y cinco ministros más.

Añadió que el caso Conga fue tratado adecuadamente por el Poder Ejecutivo, el cual ha mostrado en todo momento su vocación de diálogo para encontrar soluciones al tema.

Del mismo modo, el presidente del Consejo de Ministros respondió a algunas observaciones sobre su anterior trabajo como ministro del Interior ante los conflictos sociales, como una supuesta falta de diálogo con los dirigentes regionales.

“Creo que hay cierta desinformación. Como ministro del Interior, he participado en 15 audiencias públicas en 12 regiones del país, y me he reunido con presidentes regionales, alcaldes provinciales y distritales, con jefes de juntas vecinales, etc.”, afirmó.

Además, recordó que tiene el encargo personal del presidente de la República, Ollanta Humala, de privilegiar el diálogo en estas clases de conflictos, con respeto a los derechos humanos, y de solo hacer uso de la fuerza como última alternativa.

- Andina