Aunque aseguró que el tema de los cuestionados ministros de Defensa y del Interior, sobre quienes pesa un pedido de censura por los últimos acontecimientos en la lucha antisubversiva, no se abordó en la sesión del Consejo de Ministros; el jefe del Gabinete Ministerial, Óscar Valdés, ratificó su confianza a estos funcionarios.

"No hay ninguna variación en el Gabinete. Seguimos contando con el trabajo de los ministros de Defensa y del Interior", señaló Valdés en conferencia del prensa.

Mientras tanto, la próxima semana en el pleno del Congreso se discutirá una moción de censura a los ministros Alberto Otárola y Daniel Lozada, la cual cuenta con el respaldo de algunos congresistas del oficialismo, como Javier Diez Canseco y Rosa Mavila, quienes exigen su renuncia al cargo.

Valdés hizo una diferencia entre la zona del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) y el lugar donde ocurrieron las emboscadas narcoterroristas tras el secuestro de 36 trabajadores de dos empresas contratistas del proyecto Camisea.

"Kepashiato y Kiteni no están comprendidas en el VRAE", aclaró, para luego subrayar que "la estrategia del VRAE está muy clara".

Según el premier, el actual Gobierno viene cumpliendo con llevar el Estado a estas localidades, coordinando para ello con los cuatro presidentes regionales involucrados en la zona. "Tenemos reuniones quincenales (...) En los próximos días habrán visitas de los ministros llevando las instalaciones propias de sus ministerios", sostuvo.

Respecto al caso de Kepashiato, aseveró que han tomado el toro por las astas para enfrentar el problema al rescatar a los rehenes luego de un operativo de las fuerzas combinadas. "Hemos tenido bajas, producto que estamos actuando", dijo Valdés y se comprometió a llevar el Estado a esa zona del Cusco.