Víctor García Belaúnde: Que se vaya si no puede administrar EsSalud

Congresista responde a presidente de EsSalud, Álvaro Vidal, quien solicitará que se restituyan los descuentos a las gratificaciones, y sugiere una reingeniería en esta institución.
Lima
00:00

Tras el anuncio del presidente ejecutivo de EsSalud, Álvaro Vidal, que pedirá que se restituyan los descuentos a las gratificaciones; el autor de esta ley, el congresista Víctor Andrés García Belaúnde, discrepó con el funcionario y hasta pidió su renuncia si no es capaz de gerenciar esta institución.

“Me da escozor saber que este señor no haya manejado nada en su vida. No hay que ser médico para manejar EsSalud (...)  Que se vaya sino puede administrarla. Está demostrando que es un neófito, un improvisado, ojalá que aprenda, pero no a cuesta de los asegurados (…) Lo más fácil es llegar y pedir plata", manifestó.

Explicó además que EsSalud pierde gran parte de su presupuesto en pagar sueldos, que representa el 48% de todos sus ingresos, en servicios de vigilancia, publicidad, pagos por supuestos despidos arbitrarios, entre otros conceptos. “Hay 10.800 trabajadores más (…) Son ocho trabajadores por cama”, denunció, tras detallar también que en vigilancia se gasta 165 millones de soles.

El parlamentario mencionó que a pesar de que la menciona entidad dejó de percibir el descuento por gratificación de cada trabajador, incrementó sus ingresos porque hay nuevos puestos de trabajo y algunos empleados han mejorado sus salarios, sin embargo el servicio que brinda a los asegurados es pésimo y “aumentaron los gastos frívolos”, por lo que sugirió una reingeniería.

“Es una inmoralidad cobrar dos veces en julio y dos veces en diciembre. Esos señores han vivido del cuento y del asalto”, criticó García Belaúnde y recordó que su proyecto de ley fue aprobado por unanimidad por el anterior pleno para que se extienda este beneficio hasta el 2014, más aún –agregó- debe mantenerse por la actual crisis internacional.

El legislador dijo también que se necesita realizar una auditoría para luego establecer las necesidades de la institución.