Congreso de la República
Alberto de Belaunde (Partido Morado), Absalón Montoya (Frente Amplio) y Guillermo Aliaga (Somos Perú) presentaron una propuesta en minoría que planteaba la aprobación del Acuerdo de Escazú. | Fuente: Congreso de la República

Con 9 votos a favor y 3 en contra, la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso aprobó por mayoría el dictamen para archivar la ratificación por parte del Perú del Acuerdo de Escazú.

Los legisladores Gilmer Trujillo, Edward Zárate (Fuerza Popular), Fernando Meléndez, Tania Rodas (Alianza Para el Progreso), Mónica Saavedra, Yessy Fabián (Acción Popular), Rubén Pantoja (Unión por el Perú), Orestes Sánchez (Podemos Perú) y Alcides Rayme (Frepap) expresaron su rechazo al acuerdo regional.

En tanto, Alberto de Belaunde (Partido Morado), Absalón Montoya (Frente Amplio) y Guillermo Aliaga (Somos Perú) presentaron una propuesta en minoría que planteaba la aprobación del Acuerdo de Escazú.

El Acuerdo de Escazú es un tratado internacional firmado por 14 países de América Latina y el Caribe en 2018 respecto a protocolos para la protección del medio ambiente. Investigaciones revelan que nuestra región es la más peligrosa en el mundo para los defensores de la naturaleza y la biodiversidad.

En septiembre pasado, la Defensoría del Pueblo advirtió que, en lo que va del 2020, cinco personas defensoras de los pueblos indígenas y del medio ambiente perdieron la vida por en nuestro país por ejercer su trabajo de protección de los recursos naturales. A nivel global, el año pasado, según Global Witness, se registró 212 asesinatos de personas defensoras de la tierra.

Pese a este escenario hostil, el legislador Carlos Mesías (Fuerza Popular) dijo que nadie está en contra de la defensa del ambiente y de sus recursos o en contra de la seguridad de los activistas de los derechos ambientales o derechos de los pueblos originarios; pero, según dijo, este no es un tema necesariamente de derechos humanos.

"Bajo el ropaje de ello se quiere ir contra la independencia y soberanía del país. Hay que hablar claramente, cuánto me importan los derechos e intereses del país, cómo vamos a manejar de manera independiente los recursos del Perú", sostuvo.

Por su parte, Alberto de Belaunde consideró que el Ejecutivo es responsable también que se haya archivado una norma para proteger el medio ambiente, a los pueblos indígenas amazónicos y a los defensores ambientales. "De una posición de liderazgo durante varias gestiones, Cancillería abandonó a su suerte este importante acuerdo", remarcó a través de su cuenta de Twitter.

En esa línea, el movimiento Nuevo Perú criticó la decisión de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, alegando que el Acuerdo de Escazú "solo representa una amenaza para quienes quieren depredar nuestro país sin barreras legales". "Queda claro que, para estos congresistas, importan más sus lobbies que la vida de quienes defienden el medioambiente", añadió en la red social.