Congreso de la República
Richard Arce afirmó en el programa Ampliación de Noticias de Domingo que este pago de 5 200 soles es "irregular" por "eso hasta el momento no se ponen de acuerdo" los responsables de este tema. | Fuente: Andina

El depósito de dinero a los exintegrantes del Congreso de la República, disuelto el 30 de septiembre del año pasado, ha originado distintas versiones distintas sobre la razón de su existencia.

El excongresista Richard Arce (Frente Amplio) hizo público el depósito de 5 200 de soles en su cuenta personal al revisar su estado bancario y pensar que se trataba de la devolución de parte de sus fondos de AFP.

"Tenía que hacerlo público porque en una situación tan delicada que está viviendo el país con esto de la pandemia no es posible que se haga disposición de lo dinero del Estado de esta manera", afirmó el exlegislador.

Gratificación por meses laborados

De acuerdo a la actual Mesa Directiva del Congreso de la Repúblicala decisión que permitió el pago de una bonificación a los exparlamentarios proviene de un acuerdo de "estricto cumplimiento" firmado el 12 de marzo.

A través de una nota de prensa, se precisó que esto se firmó último día de gestión de Pedro Olaechea como presidente de la Comisión Permanente.

"Según dicho acuerdo (...) los congresistas que cesaron en sus funciones durante el periodo 2019 - 2020 y fueron electos el 2016 recibirán una gratificación proporcional a los meses completos laborados. Cabe precisar que no fue iniciativa de la actual Mesa Directiva del Congreso de la República que se realicen dichos pagos a los exparlamentarios", indica el documento.

Bonificación no incluida en la liquidación 

El expresidente del Congreso de la República y de la última Comisión Permanente, Pedro Olaechea, sostuvo, vía Twitter, que las citadas bonificaciones corresponden al pago proporcional de la bonificación de Navidad que en su oportunidad no se incluyó en la liquidación de los congresistas cesados como consecuencia de la disolución del Congreso.

"El Legislativo laboró hasta el 30 de setiembre de 2019. Recordemos que los congresistas están afectos a la 5ta Categoría y que los derechos laborales son irrenunciables. ¿Se piensa cambiar la legislación laboral? Sería importante que lo digan", publicó en la red social.

Pago de CTS

La excongresista Karina Beteta (Fuerza Popular) afirmó el sábado a RPP Noticias que el monto de S/ 5 200 para exintegrantes del parlamento nacional corresponde al pago de la Compensación de Tiempo de Servicios.

“No existe ninguna bonificación para ningún exparlamentario sea por disolución del Congreso o por esta pandemia. El único pago que se ha realizado a los 130 excongresistas es el pago de la CTS y beneficio social. De acuerdo con las leyes laborales, cuando hay el rompimiento del vínculo laboral, en este caso la entidad está en toda la obligación de proceder a la liquidación de los beneficios sociales que nos corresponden”, dijo.

Karina Beteta aprovechó para rechazar que el depósito sea una bonificación a excongresistas por la disolución del Congreso de la República y consideró que la denuncia forma parte de una cortina de humo a favor del Gobierno de Martín Vizcarra.

Sin depósitos

Sin embargo, la excongresista Alejandro Aramayo manifestó que no se le notificó ningún depósito a su cuenta personal y alertó a la Contraloría General de la República.

"Así sea 'un saldo de una liquidación pendiente', nadie de logística, ni tesorería ¿se hizo mal la liquidación? ¿Corresponde el bono? Todo lo que esté al margen de la ley debe ser devuelto", publicó en Twitter.

Richard Arce afirmó en el programa Ampliación de Noticias de Domingo que este pago de 5 200 soles es "irregular" por "eso hasta el momento no se ponen de acuerdo" los "actores determinantes" sobre este tema.

Además, lamentó que la actual Mesa Directiva responsabilizó solo a la gestión de Pedro Olaechea para deslindar de responsabilidades.

"Cuando una hace liquidación no solo es compensación por tiempo de servicios, es gratificaciones truncas es vacaciones truncas y si hay otro acuerdo laboral tal vez otra bonificación. Ahora con la argumentación que han hecho con respecto a diciembre inclusive estarían errados porque las gratificaciones corresponden a dos sueldos por año (una en julio y otra en diciembre), que se calcula en función del semestre trabajado. Si estamos hablando del segundo semestre y el Congreso se ha cerrado el 30 de setiembre, estaríamos hablando de tres meses, entonces ya no sería 5 200 sino 7 800", aclaró.