La congresista realizó una autocrítica hacia su grupo parlamentario.
La congresista realizó una autocrítica hacia su grupo parlamentario. | Fuente: Congreso de la Republica

La congresista de Fuerza Popular Alejandra Aramayo realizó un análisis sobre el papel de su bancada en los últimos dos años y medio de Gobierno. La parlamentaria se refirió a las constantes censuras que ha presentado su grupo y admitió que han sido "reactivos". 

"No hemos tenido tiempo para detenernos y plantear la jugada nosotros. Hemos sido absolutamente reactivos y había que tener un diseño", dijo Aramayo en entrevista con El Comercio. 

Además, refirió que su bancada "privilegió equivocadamente el tema del control político con interminables preguntas que satisfacían de algún modo las necesidades de la población". Sin embargo, aclaró que también esto venía desde una percepción ya que nadie se enfocaba en el trabajo que ha realizado. 

Aramayo explicó además que una de las cosas que le falta a su bancada es "hacer ejercicios de exteriorización", pero que hay "consenso en el sentido de autocriticar, cambiar, migrar y reivindicar a Fuerza Popular". 

Disputa con Salaverry y votaciones 

Al ser cuestionada sobre los enfrentamientos que ha tenido la bancada con el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, saludó que haya "entendido que hay que trabajar para el país". Sin embargo, dijo que sus acciones solo "en el tiempo se verá qué tan positivas o negativas fueron". 

Sobre la suspensión de 120 días contra el congresista de su agrupación, Luis López Vilela, por haber realizado tocamientos indebidos a la congresista Paloma Noceda dijo que esta última hubiera quedado como buena persona en decir que estaba en desacuerdo con la sanción. 

"Lo que puedo decir es que conversé con Paloma Noceda y le dije si le parecía mucho la sanción y me dijo que sí. Qué grande hubiera quedado Paloma si ella decía: 'Yo creo que 60 días y que se lo amoneste'", contó.