Janet Sánchez, presidenta de la Comisión de Ética | Fuente: RPP

La presidenta de la Comisión de Ética, Janet Sánchez (Contigo), consideró este martes como un "asunto personal" la renuncia de cinco bancadas a su grupo de trabajo congresal. Además, sostuvo que estas dimisiones estarían relacionadas con la sanción a Daniel Salaverry.

En entrevista con el programa Nada está dicho de RPP Noticias, la parlamentaria también señaló que "sigue en pie" su proyecto de ley que ella presentó el año pasado con el fin que cada bancada tenga un solo representante en la Comisión de Ética sigue en la Comisión de Constitución.

"Sí veo este tema como un asunto personal. Aquí no importa que la presidencia de la Comisión de Ética vuelva a Fuerza Popular, ojo, la cosa es que no esté la presidenta Janet Sánchez, es lo que yo siento y es una opinión que puedo decirlo a cualquier congresista", indicó.

La parlamentaria afirmó que puede entender que los congresistas que se apartaron de Ética tengan alguna "simpatía" por algunos colegas sancionados por su comisión, como el caso de Daniel Salaverry. Este legislador fue suspendido por 120 días al atribuirsele emisión de reportes sobre la Semana de Representación con información y fotografías falsas. 

"Supongo que debe ser eso, porque por ejemplo dicen aquí que se ha utilizado la comisión como un mecanismo de venganza y de blindaje, falso", manifestó.

Las bancadas Peruanos por el Kambio, Nuevo Perú, Frente Amplio, Unidos por la República y Bancada Liberal formalizaron su renuncia el jueves a la Comisión de Ética y solicitaron que este grupo de trabajo se recomponga a fin que cada agrupación parlamentaria cuente con un representante.

Esto luego que un acuerdo de Junta de Portavoces aprobó que esta comisión tenga 19 integrantes, ocho de los cuales son legisladores de Fuerza Popular.

¿Qué opinas?