El ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, consideró que la ley que permite a los afiliados a las AFP retirar hasta el 95.5% de sus fondos, aprobada en la víspera por el Congreso, requería una mayor reflexión.

“Hay múltiple evidencia internacional sobre la necesidad de que la población en la etapa de la vejez cuente con una pensión, y uno de los componentes de esa ley van en contra de la situación”, dijo a RPP Noticias.

Segura consideró que la ley puede tener impactos positivos en el corto plazo, pero “creo que el impacto real de esta medida se va a ver más adelante, porque puede incidir en que segmentos importantes de población en el momento de la jubilación no cuenten con una pensión al retirar esos recursos”.

“Creo que son estas medidas que a veces algunos terminan aplaudiendo, pero después terminan teniendo el impacto completamente contrario”, reflexionó el ministro de Economía.

El Pleno del Congreso aprobó ayer que los afiliados a las AFP a partir de los 65 años puedan retirar hasta el 95.5% de sus fondos.

Esta Ley también permitirá usar hasta el 25% del fondo como garantía para una hipoteca y amplía el régimen de jubilación anticipada hasta el 2018.