No más “D'niro” ni “Danyerous”: Así es el proyecto de ley que busca evitar nombres únicos para recién nacidos

La congresista Paloma Noceda presentó un proyecto de ley que busca regular la inscripción de nombres en RENIEC. De acuerdo al proyecto, se busca evitar nombres que “repliquen nombres completos de personajes famosos o ficticios” o que “puedan dañar la autoestima del menor”.

El proyecto de ley ha ingresado a la comisión de Constitución para su debate. | Fuente: Congreso/RENIEC

"Zz", "Oxy", "Circunscision" y "Yommyyammy" son algunos nombres que resaltaron de la cuarta lista de nombres únicos que elaboró el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (RENIEC). Sin duda, estos nombres son excéntricos y la congresista Paloma Noceda busca ponerle un alto. Ella presentó un proyecto de ley que “regula la inscripción del recién nacido”.

La iniciativa legislativa busca “garantizar el derecho a la identidad de los menores recién nacidos preservando su dignidad”. En ese sentido, propuso la creación del Registro Nacional de Nombres, a cargo de RENIEC.

El Registro de Nombres evitará aquellos nombres que “puedan dañar la autoestima del menor”, que puedan “considerarse denigrante, ofensivo, cómico o ridículos”, que “repliquen nombres completos de marcas, personajes famosos o ficticios”, que puedan tener una connotación negativa a nivel social, religioso o histórico”, “estén conformados con acrónicos o combinación de siglas” u “otros criterios considerados pertinentes por el RENIEC”.

La congresista Noceda propone regular la inscripción de los nombres para garantizar “la protección de la dignidad de los menores”. La iniciativa señala que Reniec elaborará el listado de “nombres existentes correctamente escritos en los idiomas español, inglés, lenguas originarias y alertar sobre aquellos que podrían afectar el derecho de toda persona a la dignidad”.

En su fundamentación del proyecto, se indica que la participación del funcionario de RENIEC al momento de inscripción del menor será informativa. “Si el padre, madre o tutor insiste en la inscripción de un nombre mal escrito o de un nombre nuevo, tiene la libertad de inscribir el menor como mejor considere”, dice la iniciativa legislativa que ha ingresado a la comisión de Constitución para su debate.

Balance de derechos

El abogado constitucionalista Luciano López indicó que el proyecto de la congresista Noceda debió haber tomado en cuenta un análisis de razonabilidad. “Me pregunto si este proyecto ha analizado alguna otra alternativa, y de esas varias alternativas, esta propuesta que ha escogido la congresista Noceda es la menos grave para restringir la libertad de los padres de nombrar a sus hijos”, indicó.

López manifestó que el proyecto deja “al libre albedrio” de los funcionarios de RENIEC si un nombre es apropiado o no, lo que considera grave. En ese sentido, afirmó que solamente el niño o adolescente puede determinar si su nombre agravia o no su dignidad.

“Los funcionarios de RENIEC son los que estarían tramitando si el nombre colocado es agraviante de su dignidad o no. Me parece que no es la medida más acertada”, dijo.

El abogado constitucionalista recordó que actualmente existen mecanismos por la vía civil para hacer un cambio de nombre, pero cuando una persona es ya mayor de edad. “Creo que el único que podría pedir de manera objetiva de si un nombre es denigrante es la propia persona”, afirmó.

Influencia en la personalidad

La psicóloga Teresa Pacheco dijo que los nombres sí influyen en la personalidad del niño. Cuando un padre escoge ponerle su nombre o el del abuelo o de alguien que quieren recordar, sin duda hay “algo que quieren transmitir”, afirmó.

Si te llamas “Circunscision” y llegas a la escuela, definitivamente habrá bullying, considera la experta. “En un grupo de niños, el objeto está puesto en el diferente. Y el diferente es el que tiene un nombre diferente, que usa anteojos, en el chico que es más delicado”, dijo.

La seguridad que le pueda dar una familia a su hijo que tiene un nombre único es fundamental, sostiene la especialista. “Este niño puede ser objeto de burlas por el nombre, sea tímido o seguro. Si se burlan de un niño seguro, puede no afectarle mucho. Si se burlan permanente de un niño tímido, lo vuelven más tímido y mucho más inseguro”, indicó.

Lucifer, Preiman, Porky, Tzulveing, ¿por qué los padres nombrarían así a sus hijos? La psicóloga manifestó que muchos padres quieren ser originales y especiales. “Desde ahí hay una carga en el niño, de ser especial, de ser diferente, de querer que no sea uno más. Esa es la intención”, sostiene. Aunque también considera que ponerle ese tipo de nombres a niños “habla mucho de la salud mental de los padres”.

La especialista recomendó a los padres que sean empáticos con sus hijos al momento de nombrarlos. “Por ejemplo, hay personajes conocidos y le ponen el nombre al niño. Eso es algo del momento, pero que el niño va a llevar toda la vida”, dijo Pacheco.

RPP Noticias buscó la versión de la congresista Noceda, pero ni ella ni su despacho accedieron a declarar para esta nota. En su cuenta de Twitter, la parlamentaria indicó que su iniciativa “tiene como objetivo garantizar el derecho a la identidad de los menores, facilitando información a los padres de familia antes de la inscripción”.


¿Qué opinas?