Ejecutivo
Las relaciones entre Ejecutivo y Congreso son tensas. | Fuente: Andina

Pedro Castillo cumple 100 días como presidente. Si bien el docente rural llegó a la presidencia con un fuerte discurso de cambio, su propuesta legislativa ha sido muy escasa. RPP Noticias consultó con analistas para conocer sus miradas acerca de este ángulo en las relaciones entre Ejecutivo y Congreso.

En los primeros 100 días de su Gobierno, estos son los proyectos que el Ejecutivo envió al Parlamento.

1. Pedido de facultades para legislar en materia tributaria, fiscal, financiera y de reactivación económica:

El objetivo, según el proyecto, es fortalecer la actuación del Gobierno en gestión económica y tributaria, "para contribuir al cierre de brechas sociales prioritarias para el acceso a los programas y/o servicios públicos que brinda el Estado".

En materia tributaria se plantea aumentar la recaudación de impuestos ampliando la base tributaria, modificando tasas impositivas, simplificando los procesos de control y recaudación, y la racionalización de beneficios tributarios.

2. Ley de reforma constitucional para la conformación del Jurado Nacional de Elecciones:

La Constitución establece que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) tenga, en su conformación, a un integrante representante del Colegio de Abogados de Lima. El proyecto que envió el Ejecutivo busca establecer que el representante de los abogados sea “elegido mediante sufragio universal, directo y secreto por los abogados y abogadas de todos los Colegios de Abogados del Perú en elecciones organizadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

3. Ley de reforma constitucional para la cuestión de confianza y vacancia presidencial

El Ejecutivo envió al Congreso un proyecto de reforma constitucional para la cuestión de confianza y la vacancia presidencial. El proyecto buscar reformar el artículo 113 y en esa línea que la vacancia proceda por incapacidad mental, y ya no moral, como señala la actual Carta Magna.

Además, según la propuesta del Ejecutivo, "la cuestión de confianza procede en asuntos de competencia del Poder Ejecutivo relacionados con la Política General del Gobierno, la iniciativa legislativa ordinaria del Poder Ejecutivo y la permanencia de los ministros de Estado. No procede cuestión de confianza cuando verse sobre materias que afecte las competencias exclusivas y excluyentes del Congreso de la República o de los otros organismos constitucionalmente autónomos”.

4. Ley que modifica el decreto legislativo 1297 

La norma, que establece plazos, tiene por objeto reducir la duración del proceso que declara la desprotección familiar y la adoptabilidad de niñas, niños y adolescentes sin cuidados parentales o en riesgo de perderlos para garantizar su celeridad, en atención al interés superior del niño, niña y adolescente.

5. Ley que modifica la denominación del Ministerio de Cultura por la del Ministerio de las Culturas

El proyecto, como su nombre lo indica, busca cambiar el nombre de Ministerio de Cultura por el de Ministerio de las Culturas.

6. Ley de presupuesto del sector público para el año 2022

El proyecto de ley para el presupuesto del próximo año fue enviado al Congreso el pasado agosto y actualmente se viene debatiendo el tema en la Comisión de Presupuesto, presidida por el congresista de Alianza para el Progreso, Héctor Acuña.

¿Qué nos dicen estos proyectos?

La politóloga Paula Távara sostiene que todavía en el Ejecutivo hay lentitud para definir sus prioridades y elegir aquellos temas, por los cuales apuesta batallar en el Congreso para su aprobación.

“¿Por qué no presentarías más proyectos de ley para los cambios que quieres? Porque sabes que en un principio no te lo van a aprobar. […] La pregunta sigue siendo si el Gobierno tiene clara sus prioridades, entonces qué batalla merece la pena en lo parlamentario, porque hay cambios que el presidente ha ofrecido y que inevitablemente tiene que pasar por el Parlamento”, dijo Távara.

La analista política también aprecia que las propuestas legislativas enviadas al Congreso provienen de los sectores liderados por los aliados progresistas e independientes del Gobierno: Pedro Francke, en el Ministerio de Economía, Aníbal Torres, en Justicia y Anahí Durand, en Mujer y Poblaciones Vulnerables.

“Podríamos estar viendo, a pesar de que sean pocos proyectos, dónde hay mayores capacidades técnicas, más claridad, más capacidad de tomar decisiones, de gestionar sus respectivas áreas y dónde no necesariamente se ha terminado de asentar la gestión gubernamental”, indicó.

Para el politólogo Cristhian Jaramillo, es positivo que el Ejecutivo haya priorizado la reforma en torno a la vacancia presidencial. “Considero personalmente que, si el tema de la vacancia de la incapacidad moral no se elimina de la Constitución, vamos a estar en inestabilidad política”, dijo.

En los 100 primeros días de gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, el Ejecutivo también envió seis proyectos: dos reformas constitucionales, un pedido de delegación de facultades y tres proyectos ordinarios. Todos ellos fueron aprobados. Recordemos que PPK enfrentó un Congreso de mayoría fujimorista (73) que fue calificada de obstruccionista. En el caso del expresidente Ollanta Humala, su Ejecutivo envió 11 proyectos de ley, entre ellos, tres que tenían que ver con legislación en materia de impuestos a la minería y el que creó el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. En su caso, sus proyectos de ley también todos fueron aprobados.

Távara apunta a que el Ejecutivo del presidente Castillo enfrenta una negociación parlamentaria que se parece mucho más al contexto del presidente Kuczynski. “Estamos hablando de parlamentarios que tienen mucha resistencia a la propuesta gubernamental”, opinó.

Se apunta además que las relaciones entre el Congreso y Ejecutivo actual tiene mucha polarización, luego de que hayan pasado a segunda vuelta, dos opciones totalmente distintas, a diferencia de lo que ocurrió con el expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

“Si bien el expresidente Kuczynski era minoría, había un consenso de lo que PPK iba a establecer, las opciones de segunda vuelta no eran opuestas, tenían un plan económico muy parecido. Ambos eran de derecha y ambos creían de libertad de mercado. Esta vez las dos opciones sí eran diametralmente opuestas”, recuerda Jaramillo.

Asimismo, Jaramillo hace notar que es muy visible que el presidente Castillo no tiene control sobre el propio partido que lo llevó a la presidencia. “Creo que es la principal diferencia de otros gobiernos, que hay un conflicto intrapartidario mucho más grande. Hasta ahora no veo señales que Castillo pueda ir mejorando esta situación”, sostuvo.

Ello evidencia, apunta Jaramillo, el problema que tienen los candidatos que son invitados por los partidos y que finalmente se convierten en autoridades. “Sucede que, si no son parte del partido o no tienen bancada propia, no hay nadie quien los defienda en el Legislativo. […] La diferencia es que PPK se enfrentó a una oposición de lejos más coordinada y más grande. Ahora la oposición está fragmentada”, indicó.

Finalmente, Távara considera que la Mesa Directiva del Congreso al ser confrontacional impide que el Ejecutivo se acerque con sus propuestas de gobierno al Parlamento. “Así como desde el Ejecutivo hay falta de claridad de objetivos gubernamentales, en el Congreso falta una mirada de qué necesita el país y qué cosas estoy dispuesta a colaborar con el Gobierno. Se está ciñendo fundamentalmente a su labor de fiscalización y control político”, dijo.

 

PODCAST RPP | Fuerzas Armadas no están preparadas para asumir rol en la seguridad ciudadana, comentó exviceministro de Seguridad Pública

Nicolás Zevallos dijo que la decisión del gobierno de disponer que las Fuerzas Armadas apoyen a la Policía en la seguridad ciudadana en Lima y Callao es consecuencia de la inestabilidad en el Ministerio del Interior.