Análisis | El escenario político del Perú ante la nueva moción de vacancia presidencial

Especialistas conversaron en Enfoque de los Sábados sobre la situación de PPK ante el nuevo pedido para destituirlo y los posibles efectos de este proceso en el futuro del país.
Mira un resumen del panel de Enfoque de los Sábados. | Fuente: Video: RPP Noticias / Foto: Andina

Un llamado a resolver la crisis lo más pronto posible. El panel de Enfoque de los Sábados analizó esta semana el escenario de la política en el Perú tras la presentación de una segunda moción de vacancia presidencial contra Pedro Pablo Kuczynski. Los especialistas coincidieron en asociar el impase a una crisis de representatividad entre la población y la clase política a raíz de los recientes casos de corrupción como del de Odebrecht. Al momento de ofrecer una solución, sin embargo, llegaron las discrepancias.

Nuevas elecciones

Para el abogado Carlos Chipoco, exdiputado y experto en derecho constitucional, hay una crisis de legitimidad de toda la clase política: del presidente y del Congreso que hoy busca vacarlo. “Acá no hay buenos y malos, todos son malos. Lo que se pregunta es si este Congreso, con mayorías donde Barata ha dicho que les dio plata a todos para intentar ganar las elecciones, tiene la autoridad para decir que el señor [Kuczynski] debe salir. ¿Ellos son los buenos y PPK es el malo? No, todos son malos y la gente lo siente así”.

Chipoco también criticó que la figura de vacancia por incapacidad moral usada para intentar destituir a PPK y advirtió que esta podría hacer “ingobernable" a futuro el país. “Hoy lo hacen contra PPK. En noviembre, si el vicepresidente llega a ser presidente, lo hacen contra él (…), contra la segunda vicepresidente y contra quien venga. En el 2021, si gana Keiko, por ejemplo, y no tiene control del Parlamento, en noviembre declaran que como Yoshiyama recibió US$ 1 millón es incapaz moralmente y la vacan. No hay seguridad jurídica, eso vuelve terrible la situación del país”.

La sugerencia del abogado para salir de la “crisis de legitimidad” son nuevas elecciones. “La legitimidad no está en que yo soy vicepresidente o mayoría del Congreso, sino en el pueblo, en el voto del ciudadano. La única manera de reconstruir la legitimidad es con elecciones generales. Nuestro régimen constitucional no lo permite ahorita, pero si tuviéramos la decisión política, si hubiera un acuerdo, si dieran un paso al costado todos los que nos han metido en este lio, serían responsables y llamarían a elecciones generales”.

También rechazó la idea de que la llegada del vicepresidente Martín Vizcarra a la presidencia resuelva la crisis. “¿Alguien votó por él para que sea presidente? Puede terminar siéndolo. Si no hubiese entrado por PPK, jamás hubiese sido vicepresidente ni tendría la posibilidad de ser presidente. (…) Él es parte de la crisis de legitimidad. No va a resolver la crisis, no va a decir la gente ‘ahora sí tenemos un presidente honrado’. El tema es mucho más profundo”. Sin embargo, agregó que “no se trata tampoco de cortar la cabeza a todo el mundo”. “También hay que parar esto ¿Cómo? Volviendo al origen del poder político: el ciudadano”.

Llamado a la calma

El doctor Jorge Luis León Vásquez, profesor de Derecho Constitucional en San Marcos y la Católica, comentó que “asistimos hace meses a una crisis constitucional, por el hecho mismo de que quizás el Gobierno ha cometido algunos errores, pero también por la forma en que el Parlamento está ejerciendo sus facultades”. “El Congreso debería ser muy prudente porque la crisis, que está tomando ribetes de que podría salirse de control y llevarnos a una ruptura constitucional, es sumamente peligrosa. Una categoría como la incapacidad moral, mal utilizada, puede llevarnos a ahondar esta crisis política, es algo no deseable para la sociedad y el Estado”.

León Vásquez explicó que “cuando un poder del Estado utiliza un artículo específico de la Constitución para poder desequilibrar o intentar golpear al Gobierno, puede llevar a lo que se conoce como un fraude a la Constitución: me valgo de un artículo para romper el equilibrio que debe existir entres lo poderes del Estado”. Por ello, invocó “a la sensatez que debe haber de parte del Gobierno y el Parlamento para que no se rompa este equilibrio de poderes, que es un mandato que está de forma expresa en nuestra Constitución (…) Pensemos sobre todo en la Nación y en la democracia que tanto nos cuesta”.

Sobre la moción de vacancia en sí, contó que ha leído y que “el 80% son cuestiones fácticas, declaraciones, contradicciones del presidente, pero en la definición de la causal misma de lo que es incapacidad moral casi no se dice nada”. “Eso puede llevar también a involucrar a otros órganos constitucionales. El presidente, legítimamente, puede invocar aquí que hay una irrazonable aplicación de una causal del artículo de la Constitución para vacarlo de una manera que él puede considerar ilegítima”.

Espada de doble filo

El exministro Alfredo Ferrero sostuvo que si PPK se salva de esta nueva moción de vacancia, podría salir fortalecido y encontrar la estabilidad política que necesita, mientras que Fuerza Popular y la izquierda saldrían debilitadas. “Tal vez sería el mejor escenario para PPK porque tendría estabilidad. No creo que las fuerzas del Congreso estén intentando cada tres meses una vacancia por los mismos hechos, tendría que ocurrir alguno extraordinario o nuevo para que puedan intentarlo [nuevamente]. A ver si allí se dan los resultados económicos que esperamos: PPK fue elegido porque era el gran gurú económico del país".

En caso se aprueba la destitución del presidente, agregó, esto no asegura que a Martín Vizcarra, el primero en línea para sustituirlo, “el escenario político lo acompañe para que pueda tener tranquilidad”. “¿Nos irá mejor con Vizcarra, quien también ha sido discutido en su momento por el tema Chinchero? Si bien no lo censuraron, tuvo que renunciar como consecuencia de esa situación. ¿Va a tener la legitimidad suficiente para gobernar con autoridad lo que resta del periodo o vamos a apostar por la segunda vicepresidente, o por un adelanto de elecciones? Toda esta inestabilidad no le conviene al Perú”.

Ferrero consideró que el Perú debe “empezar a pensar y transitar pasando la página de Lava Jato”. “La Justicia debe hacer su trabajo en el tema Lava Jato, pero el Perú debe empezar avanzar por la estabilidad económica y política, eso no ha sucedido por lo menos en los últimos 8 meses (…) Debemos tener una visión de país que trascienda el hecho particular y darle al país un cierto grado de estabilidad”. También señaló que en el contexto de la economía mundial, el Perú “debería estar acompañando el crecimiento mundial con mejores perspectivas, pero estamos todo el tiempo con la vacancia y no nos sacudimos de Lava Jato, lo que no significa no hacer justicia sino que esta haga su trabajo y en paralelo avanzar con la economía del país”.

¿Continuidad insostenible?

Juan Carlos Valdivia, analista y periodista político, consideró que la salida a la crisis comienza con la salida de Pedro Pablo Kuczynski. “Hay que resolver este problema rápidamente. Estamos dejando que este sea un proceso largo. Los políticos no están asumiendo su real condición. Que al Presidente la República se le encuentre mintiendo a una comisión del Congreso es un hecho gravísimo que en cualquier sitio hubiera significado que él por sí mismo renuncie. El presidente no quiere alejarse del poder”.

"Dijo que no tenía relaciones con Odebrecht y se ha descubierto que tiene. Ha tenido su empresa, ha tenido la empresa del otro [Gerardo Sepúlveda] a la cual le daba servicios mientras era funcionario público”, agregó. Al referirse a la nueva moción de vacancia, dijo que lo que “ha detectado el Congreso con las operaciones bancarias son montos superiores a los US$ 15 millones. El presidente va a tener que explicar de qué se trata cada sol que ha recibido en sus cuentas de su socio chileno. Esperemos que lo explique, se requiere hacer un proceso”.

Si bien reconoció que es un riesgo de que el sucesor de PPK no sea mejor que él, aseguró que “mientras más tiempo sigamos entrampados, más posibilidades hay de que alguien diga que va a resolver este problema y se meta por la fuerza, rompiendo nuestro sistema democrático y nuestro modelo económico. Allí sí regresamos a los años setenta”. “Hay que proteger la democracia y el modelo económico, pero para hacerlo hay que actuar con honor. Los políticos no pueden actuar de acuerdo a su conveniencia”.

Finalmente, señaló que al presidente no se le puede destituir como “muestra de una decisión política”, sino que “hay que demostrar en un proceso que es incapaz moralmente, que ha mentido en repetidas oportunidades, que ha ocultado cosas, que primero ha mentido y luego ha actuado como funcionario público beneficiando a una empresa. Que se demuestre eso y hay que retirarlo del cargo”. “No habrá solución económica mientras no haya solución política”, agregó.

0 Comentarios
¿Qué opinas?