Las conversación entre ambos se dio mediante Whatsapp.
Las conversación entre ambos se dio mediante Whatsapp. | Fuente: Composición

Chats de Whatsapp difundidos este último domingo dan cuenta de que el exprocurador ad hoc del caso Lava Jato, Jorge Ramírez, puso al tanto a la exministra de Justicia, Ana Teresa Revilla sobre las intenciones de Odebrecht de demandar al Estado peruano por el Gasoducto del Sur ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI).

En las conversaciones, difundidas por Cuarto Poder, Ramírez le contó a Revilla sobre las reuniones que mantuvo con los titulares de las demás carteras sobre las reuniones que mantuvo con la constructora antes de la demanda.

Las conversaciones empiezan el 26 de diciembre del 2019. Es ahí cuando Ramírez le envía un mensaje a Revilla sobre la reunión que mantuvo con el también exministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu Yonsen. En ella, ambos acordaron citar para el 9 de enero a los funcionarios de la empresa brasileña para explicarles el estado del proyecto del Gaseoducto del Sur.

“Estimada ministra, hoy en la reunión con el ministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu, me fue bien. Él quiere destrabar el proyecto gasoducto, y eso pasa también con solucionar el problema de los tubos, él dice que si la propiedad de los tubos es del consorcio conformado por Enagás y Odebrecht, qué hace el estado gastando plata en la custodia de los mismos. Y ha quedado en recibir a los funcionarios del consorcio (Odebrecht) el jueves 9 de enero. El principal problema desde mi perspectiva es que no había comunicación", le escribió.

El 9 de enero se llevó a cabo la cita junto con los representantes de la constructora. Ese mismo día por la noche, Ramírez fue citado por la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, que estuvo en contra de lo pactado por el exprocurador. 

Reclamos y desacuerdos

De acuerdo con los chats, un día después de la reunión con Odebrecht, Revilla le escribe a Ramírez solicitando una reunión. Sin embargo, cuando este último va a su oficina, la primera no aparece. 

Revilla le pide al exprocurador que se reúna con Cecilia García, coordinadora de la Unidad Funcional del Ministerio de Justicia. Tras ello, Ramírez le escribe a la ex minjus sobre la reunión que mantuvo con María Antonieta Alva

De acuerdo con la información difundida por el dominical, la ministra de Economía expresó su molestia luego de que la constructora pidiera postergar el plazo de prescripción para presentar un arbitraje. Alva le reclamó sobre este punto a su colega Revilla y llamó al entonces ministro de Energía y Minas y a Vicente Zeballos tratando de buscar una explicación sobre la prórroga de la prescripción no era competencia de su sector.

“Tengo entendido que este tema no causó buena impresión en la ministra de economía que le reclamó este asunto a la ministra de justicia y o desde ahí ya no hice más sobre el particular [...] Lo que tengo entendido es que no le habría parecido bien que la reunión que sostuvimos con el ministro de Energía y Minas ni el tema que le fui a exponer”, comentó.

Tras la incomodidad de Alva, Zeballos se reunió con el exprocurador para revisar el acuerdo. “Él [Vicente Zeballos] me dijo que utilizara los canales adecuados y que el Gobierno no negocia con corruptos. No [me dio otra alternativa] porque me di cuenta cuál es la posición oficial del Estado peruano, que no había forma de negociar con Odebrecht la ampliación del plazo de prescripción”, afirmó el exprocurador.