Sagasti: Un político que tiene una posición opuesta a la mía no es mi enemigo, es mi adversario

En entrevista con RPP Noticias, el presidente de transición, Francisco Sagasti, se refirió a los cuestionamientos a su gestión de parte de diversas fuerzas políticas tras su asunción al cargo.

Gobierno
Francisco Sagasti se refirió a los comentarios hostiles en su contra
00:00
Francisco Sagasti, presidente de la República
Francisco Sagasti, presidente de la República | Fuente: AFP

En entrevista para RPP Noticias, el presidente Francisco Sagasti respondió a las críticas que ha recibido por su actuación desde que asumió el liderazgo del Perú. 

"El mal humor de algunos políticos no lo vamos a eliminar nunca", expresó. "He dicho ya con toda claridad que algunos sienten que han perdido espacio político, sienten que un Gobierno con las características que le estamos tratando de dar, es una amenaza porque muestra que se puede hacer política de manera diferente", sostuvo. 

Asimismo, señaló que no considera a ningún político su enemigo, sino un adversario, al cual respeta porque también ha sido elegido por parte del pueblo.

"Creen que pueden ganar más con una política de confrontación (…) sin embargo, puedo decir que -incluso algunos que saben que soy totalmente opuesto a sus ideas- han encontrado siempre en mí, en el Congreso, un trato amable, un trato con sentido del humor", comentó.

"No considero que un político que tiene una posición radicalmente opuesta a la mía sea mi enemigo, es mi adversario. Tiene tanta legitimidad como yo, porque ha sido elegido como yo, no puedo ni debo descalificar. Tengo que escucharlo y, si no llegamos a un acuerdo, decirlo con toda claridad en público. Pero eso no puede crear una animosidad personal, un odio o un resentimiento porque pensamos distinto", recalcó el jefe de Estado. 

En ese sentido, consideró que, desde que llegó al Congreso, ha tenido un comportamiento muy cordial, sin distinguir el color político.

"He tratado de mantener ese tipo de relaciones precisamente para mostrar que el adversario no es mi enemigo mortal, es alguien a quien tengo que persuadir, convencer, y si no resulta, que decidan los votos", aseveró Francisco Sagasti