La Unops aclaró que si bien estaba encargada de recibir las bases y la convocatoria del concurso para la citada obra, la buena pro para la firma del contrato correspondía al Gobierno Regional de Moquegua. | Fuente: Presidencia

A través de un comunicado al cual tuvo acceso RPP Noticias, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops), explicó sobre la licitación de la obra Lomas de Ilo que el consorcio Obrainsa-Astaldi ganó en el 2013, cuando el presidente Martín Vizcarra se desempeñó como gobernador regional de Moquegua.

La Unops aclara que la licitación que se le encargó se realizó con principios de transparencia, “mejor valor por dinero, integridad, imparcialidad y competencia efectiva”.

La oficina de las Naciones Unidas precisa, además, que ella “no adjudica un contrato, ni es responsable de sus implementación”. Indican que, luego de la selección del oferente, notifican al Gobierno Regional de Moquegua a modo de recomendación. Es ahí que la gobernación es la que adjudica y firma el contrato.

Agregan que, “como parte de la asistencia de Unops al Gobierno Regional de Moquegua en la gestión de licitaciones internacionales, en dicho periodo se llevaron a cabo reuniones de coordinación de los actos previos al proceso y de presentación de informes” a la gobernación.

“El presupuesto inicial asignado a la obra es información pública y es parte de la ficha del proyecto, que es aprobado en diferentes instancias. Como parte de su asistencia técnica en licitaciones y en el marco del proceso de evaluación de las ofertas, UNOPS realiza un análisis comparativo de precios a fin de verificar que los precios ofertados sean razonables”, explica.

Asimismo, indican que la evaluación financiera “es necesaria para buscar un mejor valor por el dinero de los recursos públicos” y que este análisis se realiza de forma obligatoria cuando se han recibido menos de tres ofertas que cumplen sustancialmente los requisitos y no es el presupuesto inicial mencionado.