El ministro recordó también que la resistencia a la autoridad está tipificada en el Código Penal. | Fuente: Andina

El ministro del Interior, Carlos Morán, informó que las personas que no respetan la inmovilización social obligatoria por el COVID-19 serán procesadas y podrían recibir una sanción que va desde los seis meses hasta tres años de pena privativa de la libertad.

Esto no es cosa de juego. Están identificando a quienes incumplen e incluso desafían a la policía (...) van a ser notificados después que termine el periodo de cuarentena”, dijo el ministro a Conexión de RPP Noticias.

Según precisó, los ciudadanos que desafían la cuarentena estarían violando las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno, así como quienes muestran resistencia a la autoridad, lo cual está tipificado en el Código Penal.

En esa línea, agregó que la Policía Nacional del Perú es inflexible con los infractores, pero que por el momento no se les puede detener en las cárceles para evitar un eventual contagio por el COVID-19.

Morán mencionó que hoy la comisaría de Miraflores estuvo llena de personas que salieron a las calles “con el pretexto de pasear a sus mascotas a hacer sus necesidades y otros que hacían deporte”.

Finalmente, hizo un llamado a los vecinos para que sean aliados y vigilantes: “Que haya una censura social y moral contra los irresponsables. La viveza y la criollada no tienen cabida, menos en estas circunstancias”.

Los ciudadanos pueden denunciar y reportar los incumplimientos llamando al 105 o a las comisarías más cercanas.

(Con información de Andina)

¿Qué opinas?