26 de septiembre del 2019 - 12:49 PM

¿Verdadero o Falso? | Del Solar: “La contaminación del aire [...] causa más de 7 millones de muertes al año”

Verdadero

Durante su presentación en la Conferencia de Acción Climática 2019, el presidente del Consejo de Ministros anunció que el Perú y más de 40 países se comprometieron a luchar contra la contaminación del aire, y en ese marco, dio el siguiente dato: “La contaminación del aire [...] causa más de 7 millones de muertes al año”. Tras revisar los antecedentes al respecto y las fuentes oficiales, Ojo-Publico.com concluye que esta afirmación es verdadera.

Salvador del Solar | Fuente: Foto: PCM / Video: RPP Noticias
Ojo Público

Salvador Del Solar, presidente del Consejo de Ministros

Contexto: Cumbre sobre Acción Climática 2019

Fecha de la declaración: 23 de septiembre

Según estimaciones recogidas en diversas publicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la contaminación del aire y su calidad (por ejemplo el informe “Contaminación atmosférica y salud infantil: Prescribir aire limpio”), en efecto, en el año 2016 se estimó que, a nivel mundial, en promedio “una de cada ocho muertes fueron atribuibles a los efectos de la contaminación atmosférica [...] lo que supuso un total de 7 millones de muertes”. Dichos fallecimientos se debieron tanto a contaminación en el ambiente exterior, como el doméstico.

De manera precisa, esta  cifra proviene del Observatorio Mundial de la Salud de la OMS, el cual provee información de 108 países. Según las Estadísticas de Salud Mundial respecto a contaminación del aire, por cada 100.000 personas, el promedio global de muertes producidas por contaminación del aire del exterior y doméstico es 114. En los casos de África (180.9), el sudeste de Asia (165.8) y el Mediterráneo Este (125), el promedio de muertes por contaminación del aire se encuentra incluso por encima del promedio mundial. Con respecto a las regiones del Pacífico occidental, Europa y América, el índice de muertes por cada 100.000 habitantes se estima en 102.8, 36.3, y 29.7, respectivamente.

Así también, en mayo del 2018, el informe ‘Burden of disease from the joint effects of household and ambient Air pollution for 2016”, dio a conocer que 7 millones de muertes en el mundo fueron atribuibles a los efectos de la contaminación del hogar y el ambiente. El documento precisó que el 94% de estas muertes ocurrieron precisamente en países de bajos y medianos ingresos.

Por ejemplo, en los países de ingresos medios y bajos, en las regiones del sudeste asiático y el pacífico occidental se identificaron entre 2.2 y 2.4 millones de estos fallecimientos. En África, se estimaron 980.000 muertes, mientras que en el Mediterráneo Oriental el número de muertes se situó en 475.000. Con respecto a Europa, los decesos prematuros por estas causas se situaron en 348.000, y en América en 233.000.

Ahora bien, con relación al número de muertes por estas causas en los países con ingresos altos, según las mismas regiones, Europa registró 208.000 muertes, en América la cifra se situó en 96.000, mientras que en el área del Pacífico occidental y el Mediterráneo Este se registraron 83.000 y 18.000 muertes, respectivamente. Es decir, los países de ingresos medios y bajos son aquellos que presentan mayor incidencia de muertes por contaminación del aire del ambiente y doméstico, como se observa también en la siguiente gráfica:

Para realizar estas estimaciones, la OMS utilizó informes nacionales y subnacionales de los países, sitios web nacionales que contengan mediciones de las partículas, informes de Naciones Unidas, de agencias de desarrollo, así como reportes de ‘Clean Air Asia’ y ‘Air quality e‐reporting database’ de la Agencia Europea del Medio Ambiente. Esta data se complementó con estimaciones de recuperaciones satelitales de profundidad óptica de aerosol.

Las enfermedades que fueron identificadas como consecuencia de la contaminación son los accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias crónicas. Estas enfermedades se encuentran relacionadas con la contaminación ambiental en el sentido de que a medida que disminuye la calidad del aire, aumenta el riesgo de presentar estas afecciones, según la OMS.

El informe ‘Ambient air pollution: A global assessment of exposure and burden of disease’, el cual incluye la metodología usada por la OMS para realizar las estimaciones de muertes atribuibles a la contaminación, precisa que el método consistió en analizar los datos sobre exposición a partículas, datos de la población expuesta a contaminación, así como cifras sobre afecciones cardiovasculares y pulmonares, teniendo en cuenta sexo, y grupo de edad.

Así también, según el documento ‘Burden of disease from ambient air pollution for 2016: Description of method”, los métodos utilizados fueron desarrollados por el Instituto de Evaluación y Métrica de Salud (IHME) y expertos del proyecto Global Burden of Disease. El documento indica que se combinó la evidencia epidemiológica de contaminación del aire exterior, humo de segunda mano, contaminación del aire del hogar y el tabaquismo activo para estimar el nivel de riesgo de enfermedad respiratoria o cardiovascular.

Ahora bien, la mayor incidencia de decesos por estas causas, se debieron a enfermedades respiratorias agudas (50%), seguido de enfermedades pulmonares obstructivas (43%), y luego el cáncer de pulmón (29%).

En los países del continente americano con ingresos medios y bajos, la mayor incidencia se localizó en las enfermedades respiratorias agudas, mientras que los países de esta misma región con ingresos altos presentaron más casos de enfermedades isquémicas del corazón y obstrucciones crónicas pulmonares.

Al desagregar la contaminación ambiental de la doméstica, la más letal según la OMS es la primera, ya que es causante de 4.2 millones de muertes, mientras que a la contaminación por aire doméstico se le atribuyen 3.8 millones decesos. 

Es importante destacar que la contaminación del ambiente exterior proviene de emisiones de chimeneas industriales, desechos urbanos o agrícolas, emisiones de gases como el metano, o de combustibles con alto contenido en azufre.

La calidad del aire es medida con relación a la cantidad de materia particulada (PM) que se encuentra en el aire. Esta es una mezcla compuesta por sulfato, nitrato, amoníaco, cloruro de sodio, el hollín, polvos de minerales y agua. En cambio, la contaminación ambiental doméstica se encuentra relacionada al uso de combustibles o tecnologías de cocción que no son limpias, como cocinas con carbón o leña.

En el caso del Perú, el portal de estadísticas de la OMS indica que 58 de cada 100.000 personas fallecieron por causas relacionadas a la contaminación del aire (exterior e interior). Al revisar la data por sexo, el promedio de muertes en hombres es de 61 por cada 100.000 personas, y en el caso de las mujeres es de 56 en el mismo rango.

La cifra compartida por el premier Del Solar ha sido recogida también por la asociación de la Organización Mundial de la Salud, ‘BreatheLife’, la cual también es una iniciativa del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Coalición Clima y Aire Limpio para Reducir los Contaminantes Climáticos de Corta Vida (CCAC), las cuales buscan que los gobiernos tomen acciones para revertir la contaminación del aire.

Consultado para esta verificación, Iván Lanegra, especialista en derecho y materia ambiental, comentó a Ojo-Publico.com que las entidades encargadas de monitorear la calidad del aire en el país son la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) del Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi).

El especialista advirtió actualmente que los monitoreos del aire solo cubren algunas ciudades del país, y que la revisión del aire no se realiza en todas las zonas de estas ciudades. Por esto, y la particularidad de cada ciudad y área, los niveles de contaminación pueden tener grandes variaciones. Sin embargo, precisó que, en diversos rankings, Lima era identificada como una de las ciudades más contaminadas en materia ambiental.

“Hay otras ciudades que por alguna razón tienen problemas específicos de contaminación, como La Oroya, que tenía [alta concentración de] dióxido de azufre y contaminación por plomo por presencia de la planta de Doe Run; Chimbote, como consecuencia de la actividad de la industria harinera; en Arequipa existe un problema de inversión térmica, por la ubicación de la ciudad, y la dispersión del área es más difícil”, explicó.

Tras lo expuesto, Ojo-Publico.com concluye que la afirmación del primer ministro Salvador del Solar acerca de que la contaminación del aire causa más de 7 millones de muertes al año es verdadera.

SIGUIENTE NOTA
Salvador del Solar tras archivarse la propuesta de adelanto de elecciones: “El Gobierno no se quedará con los brazos cruzados”
Gobierno
Del Solar tras archivarse la propuesta de adelanto de elecciones: “El Gobierno no se quedará con los brazos cruzados”
26/09/19 - RPP